Jaume Collboni con una señal de alerta

La petición de Collboni para aprobar los Presupuestos

Lamenta la "oportunidad perdida" para dar luz verde a las cuentas de la Generalitat

El alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha pedido este jueves a los grupos de la oposición "redoblar esfuerzos y voluntades" para aprobar los Presupuestos municipales de 2024, que se votarán de manera definitiva en el pleno del 22 de marzo.

Lo ha dicho en una declaración institucional desde el Ayuntamiento, después de que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, convocara este miércoles un adelanto electoral para el 12 de mayo después de que el Parlament tumbara el proyecto de Presupuestos de 2024.

"Pido a los grupos que no abandonen Barcelona a su suerte, que no condenen a nuestros conciudadanos a perder los recursos públicos que necesitan y que necesitamos para hacer políticas progresistas", ha afirmado.

En plenas negociaciones antes de la votación del día 22 y con un acuerdo presupuestario con ERC, Collboni ha avisado que tiene "la puerta abierta", y ha reclamado a los grupos que no pongan en riesgo las cuentas como ha sucedido en la Generalitat, ha dicho.

"La confianza que tantas veces pedimos a la ciudadanía con las instituciones y la política, tenemos que transmitirla nosotros en primer lugar. A Barcelona tenemos todavía la oportunidad de demostrarlo aprobando los Presupuestos para 2024", ha defendido.

Por eso, ha aislado la situación de la Generalitat de la del Ayuntamiento y ha asegurado que la tramitación de las cuentas municipales continuará su curso "tal como estaba previsto".

"Intereses partidistas de algunos"

Para Collboni, que no se aprobaran los Presupuestos de la Generalitat fue una "oportunidad perdida" porque considera que las cuentas acordadas entre el Govern de ERC y el PSC eran buenas para Catalunya y para Barcelona.

"No podemos perder ninguna oportunidad por intereses partidistas y por irresponsabilidades políticas de algunos", ha recalcado Collboni en alusión velada a los Comuns.

En ese sentido, ha dicho que fue una "decisión irresponsable e incoherente" que, a su parecer, va en contra del sentido de lo que pide la ciudadanía.

"Proteger a Barcelona"

"Quiero proteger a Barcelona de la inestabilidad política, quiero generar la confianza que la ciudadanía merece y necesita y quiero trabajar para resolver los problemas y las necesidades reales que tienen nuestro conciudadanos", ha afirmado.

Ha lamentado que, sin la aprobación de los Presupuestos de la Generalitat, Barcelona dejará de recibir del ámbito competencial del Govern en torno a 650 millones de euros, con un "grave perjuicio" para políticas de vivienda, mejora del transporte público y educación, entre otras.

"Es bueno que votemos cuanto antes"

"Dadas las circunstancias, es bueno que votemos cuando antes mejor", ha afirmado al final de la declaración institucional, ya que considera que Catalunya necesita abrir una nueva etapa.

"Deseo que el país cuente con un presidente que gobierne al lado de los ayuntamientos, que atienda las necesidades a las cuales debe hacer frente", ha concluido.