Dos motos de la Guàrdia Urbana en una plaza de Gràcia

Piden retrasar la compra de pistolas táser para la Guàrdia Urbana de Barcelona

El gobierno municipal de Jaume Collboni lo está estudiando desde finales del mes pasado

¿Tendrán los agentes de la Guàrdia Urbana de Barcelona a su disposición pistolar táser en el futuro inmediato? Esta es una pregunta que está sobre la mesa del gobierno municipal de Jaume Collboni y que, desde finales del mes pasado, parece haber tomado velocidad.

El consistorio está estudiando la forma de dar respuesta a esta reivindicación por parte del cuerpo, que ha sido especialmente reclamada también por sindicatos como la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF). 

Fue precisamente CSIF quien adelantó la intención del gobierno socialista, con una publicación en su perfil de X en la que sacaban pecho porque "la táser y otras herramientas serán una realidad gracias a los años de reivindicaciones por parte de CSIF", aunque destacaron que "celebramos y celebraremos del todo cuando sea una realidad".

Este post se publicó hace algo más de un mes, el pasado 22 de abril... y días después del diario Ara cifraba en 140.000 la cantidad de euros que la administración local de Barcelona destinaría a esta inversión.

Los Comuns reclaman cautela antes de implementarlas

El episodio más reciente en este serial es de este 27 de mayo, por boca del grupo municipal de Barcelona en Comú (BComú) en el consistorio.

La formación han registrado un ruego solicitando esta petición después de que en el Pleno de abril el gobierno municipal anunciara que estaba analizando la forma para dotar al cuerpo de estas armas.

La formación liderada por la exalcaldesa Ada Colau pide que esta evaluación tenga en cuenta los impactos en la salud y en el ejercicio de los derechos fundamentales, además de la técnica policial, y critica que el gobierno "sea favorable al uso de las táser por parte de la Guardia Urbana".

"Es conveniente", según los altos cargos policiales

Un informe del jefe de la Guàrdia Urbana recoge que "es conveniente dotarse de este mecanismo", porque en alguna ocasión, dice el documento, los agentes se han visto obligados a usar el arma de fuego por no disponer de otro instrumento de contención de gente en situaciones en las que peligraba su integridad física o la de otros.

Por su parte, el responsable del Área de Prevención, Seguridad, Convivencia y Régimen Interior, Albert Batlle, apuntó que las pistolas táser no formarán parte de los equipos de protección individual de los agentes, sino que "habrá un determinado número de dispositivos de este tipo".

"Las características concretas son las que trabajaremos de cara al futuro", aseguró, en referencia a las especificaciones técnicas de estos dispositivos, la formación que tendrán que recibir los agentes que tengan que utilizarlos y en qué condiciones y circunstancias se podrán usar.

Cuando fue preguntado sobre si antes de verano el gobierno municipal habrá tomado una decisión (ya que no necesita el apoyo del resto de grupos municipales), Batlle espetó un escueto "probablemente".