El presidente del grupo municipal del PP en Barcelona, Daniel Sirera

Sirera (PP) denuncia que el carril bici de Vía Augusta 'solo causa atascos y caos'

Según él, este carril bici provoca atascos en la zona

El presidente del grupo del Partido Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Dani Sirera, ha reivindicado hoy la eliminación del carril bici de Via Augusta en una acción del grupo municipal. “Este carril está mal pensado, mal planificado y mal hecho”, ha afirmado el dirigente popular, y ha añadido que por esta vía "no pasa ninguna bicicleta"

Sirera ha declarado que “el carril bici de Via Augusta solo causa atascos y caos circulatorio, lo que supone más contaminación atmosférica por la concentración de coches y más tiempo de espera para conductores”.

Dani Sirera ha propuesto como alternativa “trasladar el carril a una calle que no sea tan importante para la entrada y salida de la ciudad. Teniendo en cuenta que su utilización se limita en exclusiva a unas horas muy concretas del día, creemos que es lo más inteligente”.

En este sentido, el presidente del grupo ha explicado que “estoy a favor de la movilidad sostenible y, de hecho, me muevo en bici por la ciudad, pero no todas las vías son aptas para poner carriles bici. Hay que ser razonables y los carriles se tienen que hacer con sentido común”.

Sirera también ha mostrado su preocupación por la seguridad de los peatones debido a la pésima construcción de algunos carriles bici. “Algunos, como este de Via Augusta, están situados entre la parada de bus y la calzada, por lo que es un peligro para los vecinos que suben o bajan del autobús. Así como aquellos que están situados en la calzada entre los contenedores y la acera”.

Finalmente, Dani Sirera ha destacado que “sí a la bicicleta, pero sí a los carriles bici que se hacen con sentido común. Por lo tanto, dado que ningún partido político quiere acabar con este carril, algún día cuando el Partido Popular sea decisivo en el Ayuntamiento este carril bici se eliminará”.

Más espacio para las bicicletas en los Jardinets de Gràcia

La Comisión de Gobierno de Barcelona ha aprobado definitivamente el proyecto ejecutivo para reurbanizar los Jardinets de Gràcia con más espacios de estancia para peatones y una mejor conexión con bicicleta, según ha informado el Ayuntamiento este martes en un comunicado.

La previsión es poder iniciar las obras a finales de año, con una duración de seis meses y una inversión de 1,46 millones de euros. Según exponen en el comunicado, el proyecto incluye la pacificación del lado Llobregat, de manera que se unificarán en plataforma única la acera y la rambla central, convertidas en un nuevo espacio de estancia para el peatón.

En cuanto al lado Besòs, el carril bici (que actualmente queda cortado), se alargará hasta la calle Bonavista, por lo que se mejorará la conexión entre los distritos del Eixample y Gràcia en este punto de la capital catalana.