El vendedor que ha traído la suerte a Badalona

La suerte sonríe a Badalona: premio de 175.000 euros del Cupón Diario de la ONCE

Se vendieron 5 cupones premiados con 35.000 euros cada uno

La ONCE ha repartido 175.000 euros en Badalona, en el sorteo del Cupón Diario del pasado lunes 20 de mayo.

Rafael Sánchez, persona con discapacidad como todos los vendedores y vendedoras de la ONCE, es quien ha traído la suerte a Badalona con la venta de 5 cupones premiados con 35.000 euros cada uno, desde su punto de venta situado en el número 80 de la Plaça DE Trafalgar.

La agencia de la ONCE en Badalona presta servicios personalizados a 550 afiliados y afiliadas y cuenta con 171 agentes vendedores de los productos de juego de la Organización.

El Cupón Diario de la ONCE, el sorteo más conocido de la organización (y también en que tiene una trayectoria histórica más larga y reconocida) pone en juego un premio de 500.000 euros al número más la serie, y 49 premios de 35.000 euros a las cinco cifras del número premiado. Además: 450 premios de 250 euros en las cuatro primeras cifras y 450 premios más en las cuatro últimas; 9.000 premios de 25 euros en el caso de tres últimas o tres primeras; y lo mismo para las dos primeras y últimas (6 euros), y reintegro de 2 euros en la primera o última cifra del número premiado.

Los cupones de la ONCE se comercializan por los 19.000 agentes vendedores, 2.400 de ellos en Cataluña, que integran su red de ventas. Gracias al Terminal Punto de Venta (TPV) el cliente puede escoger al instante el número que más le guste. Además, pueden adquirirse desde la página web de la organización y también en los establecimientos autorizados.

Los cupones de la ONCE son parte de los productos de lotería social, segura, responsable y solidaria de la Organización que, desde su diseño hasta su comercialización, implementa controles para neutralizar consumos descontrolados, prohíbe expresamente la venta a menores de edad o el consumo a crédito, entre otras medidas.

De la misma manera, la Organización mantiene una responsabilidad con la ciudadanía, promoviendo una política de juego responsable con los sistemas de evaluación y seguimiento más exigentes definidos por la Asociación Mundial de Loterías y la Asociación Europea de Loterías.