Hospital Joan XXIII y una foto de parking

Tarragona perderá más de un centenar de aparcamientos gratuitos

Estas plazas están situadas alrededor del hospital Joan XXIII

La Empresa Municipal de Transports de Tarragona (EMT) ha anunciado el inicio de un proyecto de repintado de plazas de estacionamiento en las inmediaciones del hospital Joan XXIII y del río Francolí.

Esto significa que se facilitará el aparcamiento a los trabajadores del centro sanitario mientras se construye un nuevo aparcamiento en la zona.

El repintado, que comenzará esta semana de mayo, contempla la transformación de 390 plazas de zona verde para residentes en zona naranja.

Esta medida, que inicialmente se aplicará en el entorno del hospital, se extenderá a otras 132 plazas ubicadas en el Parc del Francolí, cercanas a la A-7 y a la Escola Natura.

Con esta acción, se busca regularizar el estacionamiento en todo el perímetro hospitalario.Se estima que los trabajos de pintura finalicen para el 20 de mayo, siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan, ya que estas últimas semanas ha llovido de forma reiterada en muchos puntos del territorio catalán. 

Una vez concluidos, se espera que las 390 plazas reconvertidas en zona naranja entren en funcionamiento progresivamente, al igual que las 132 nuevas.

Entre las calles que serán repintadas se encuentran: Arquebisbe Ramón Torruella, Josep Maria Vives i Sales, Projecte, Joan Salvat, Maternitat d’Elna, Josep Maria Alomà, Passatge Munt. Sant Pere, Joan Pau II, Guillem Oliver (hasta la plaça José Francisco Querol), Ramon i Nogués, Aurèlia Capmany, Arquebisbe Pont i Gol.

Además del repintado, se realizarán mejoras en la señalización de plazas de estacionamiento para motocicletas, según confirmaron fuentes de la EMT.

Las plazas de estacionamiento en la zona naranja estarán disponibles para vehículos residentes autorizados del sector Francolí, que podrán estacionar identificándose con el distintivo de residente y disfrutando de una tarifa reducida de 0,40 € al día.

Para los vehículos no residentes, el precio por día será de un euro.

Por lo tanto, los vecinos de la zona sufrirán unos cambios en las calles que rodean el Hospital y que les afectarán a la hora de buscar un aparcamiento para su vehículo, algo que seguro que no gustará demasiado a los ciudadanos y ciudadanas.