Una grúa repara una fuga de agua conuna imagen superpuesta de cañerías perdiendo agua

Una tubería pierde 200.000 litros de agua al día en un municipio de Catalunya

“Vimos que el consumo era muy alto, hecho que nos hizo pensar que había una fuga importante”

En medio de la extrema sequía, un pueblo catalán ha encontrado una fuga que les hacía perder 200.000 litros de agua cada día. Se trata del Ayuntamiento de Castellserà, un municipio de Lleida con unos 1.000 habitantes que detectó tenía un consumo de agua por habitante demasiado elevado.

“Vimos que el consumo era muy alto, hecho que nos hizo pensar que había una fuga importante”, explica el alcalde del municipio, Marcel Pujol. El municipio tenía un caudalímetro a la salida de la potabilizadora que detectaba en tiempo real el agua que se estaba enviando a la red.

El Ayuntamiento tuvo que pedir una subvención a la Agència Catalana del Aigua (ACA) para revisar un estudio de fugas, un proyecto que necesitó una inversión de 200.000 euros. Además, se renovaron las tuberías más antiguas del municipio. 

Las obras para renovar las tuberías han permitido detectar una fuga en una antigua tubería de fibrocemento, lo que les ha permitido rebajar a la mitad el consumo de agua del municipio. Ahora consumen entre 150 y 250 litros por habitante y día, según ha explicado su alcalde.