Santiago Abascal, votando el 9J

Abascal denunciará a Sánchez ante la JEC por pedir hoy el voto contra otros partidos

"Si ellos no respetan las leyes, no pueden pretender que los demás las respetemos", ha reivindicado tras votar

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha indicado que su partido estudiará poner en conocimiento a la Junta Electoral Central (JEC) que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya pedido este domingo el voto "contra otros partidos".

"Entendemos que lo que ha hecho es pedir el voto, y además no directamente contra su partido, sino directamente contra otros, en la jornada electoral. Lo que tiene que saber Pedro Sánchez es que si ellos no respetan las leyes, no pueden pretender que los demás las respetemos", ha declarado Abascal a los medios de comunicación tras votar en el Colegio Público Pinar del Rey de Madrid.

Abascal ha acusado a Sánchez de no respetar las leyes "en la propia jornada electoral" y ha pedido, al contrario que Sánchez, según ha indicado, "una participación masiva".

"Estamos frente a un autócrata que en la jornada electoral y ejerciendo el cargo de presidente del Gobierno no se ha limitado a animar a la participación y pedir una movilización masiva en el día en el que todos los españoles tienen derecho a voto, sino que ha animado a votar contra lo que ha denominado una ola reaccionaria".

Abascal ha indicado que él no puede pedir votar "contra la corrupción del presidente del Gobierno y su familia: "No puedo animar a votar contra los que han arruinado el campo, la industria, no puedo animar a votar contra los que han traído inseguridad a las calles y han hecho aumentar el número de violaciones y en definitiva no puedo animar a votar contra Sánchez, con lo cual animo a los españoles independientemente de lo que piensen a una participación masiva".

Las terceras elecciones europeas de Vox

El 9J son las terceras elecciones europeas de Vox. Participó por primera vez en las elecciones al Parlamento Europeo en 2014. En esa ocasión, no logró obtener representación significativa, ya que apenas alcanzó el 1,57% de los votos, lo que se tradujo en una clara falta de escaños. Este resultado reflejaba su entonces reciente fundación y limitada visibilidad en el panorama político español. Sin embargo, este desempeño inicial no desalentó al partido, que continuó desarrollando su base y ampliando su alcance a nivel nacional.

El escenario político español cambió drásticamente en los años siguientes, y para las elecciones europeas de 2019, Vox había ganado considerable impulso. En estas elecciones, Vox consiguió un notable avance, obteniendo el 6,2% de los votos, lo que se tradujo en tres escaños en el Parlamento Europeo. Este resultado reflejaba el crecimiento del apoyo popular hacia el partido, impulsado por su retórica fuerte en temas de inmigración, unidad nacional y críticas al separatismo catalán, que resonaron fuertemente entre un segmento significativo del electorado.

La mejora en el rendimiento de Vox en las elecciones europeas de 2019 marcó su consolidación como una fuerza política importante en España. Esta creciente relevancia en la escena política europea y nacional evidenció su capacidad para movilizar a los votantes y establecerse como una voz influyente en el discurso político español.