El presidente de VOX, Santiago Abascal, interviene durante un mitin de VOX,

Abascal manda su apoyo a Israel, ''atacada por los peores criminales de la Historia''

El presidente de Vox ha exigido la liberación de los rehenes de Hamás

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha trasladado este viernes su apoyo a Israel, "una nación que ha sido atacada por los peores criminales de la Historia de la Humanidad", y ha exigido la liberación de los rehenes de Hamás.

Lo ha dicho en el mitin final de Vox por el 12M en la plaza Artós de Barcelona, que ha congregado a unas 300 personas, al preguntársele por la resolución de la ONU sobre Palestina: ha asegurado que la desconoce, pero ha definido a Naciones Unidas como "una institución supranacional que ha sido absolutamente tolerante con todas las dictaduras de izquierda y teocracias en el mundo".

"Nosotros estamos absolutamente convencidos de que a quien representamos es a los españoles y no a una corte supranacional en la que vale lo mismo el representante elegido democráticamente por un pueblo que cualquier dictador", ha añadido.

Sobre la campaña, ha augurado un buen resultado para el partido y ha asegurado que no cambiarán de posición en Cataluña tras las elecciones: "Vamos a defender sus intereses y sus preocupaciones, nos llamen lo que nos llamen los adversarios políticos".

Abascal se ha referido al candidato de Junts+, Carles Puigdemont: "No es de buen tipo huir como una rata metida en el maletero de un coche. No es de buen tipo intentar robarnos a los catalanes y a todos los españoles lo que a todos nos pertenece, que es Cataluña, que es la unidad de nuestra patria".

Referencia a políticos

"Hoy podemos decir con toda convicción algo muy claro a ese mal tipo: Puigdemont nos roba, Cataluña es también nuestra", ha insistido, tras lo que el público ha gritado 'Puigdemont a prisión' y 'Viva España'

También se ha referido al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo por pedir la concentración del voto en el PP contra el independentismo, y ha asegurado que Vox lo que quiere no es cerrar el 'procés' sino "derrotar el golpe de Estado y el intento de destruir la unidad nacional".

Ha puesto en valor el apoyo que dice que está recibiendo el partido por parte de jóvenes que, en sus palabras, aún no pueden votar, y que está convencido de que "dentro de cuatro años Vox va a ser una de las primeras fuerzas políticas de Cataluña".

Reivindicaciones

También ha destacado que durante la campaña se ha podido hablar de convivencia, de libertad, "del problema de la inseguridad relacionado con la inmigración ilegal y del problema de la agricultura y de la ganadería con la imposición de la Agenda 2030".

Según el líder de Vox, el deber del partido es hablar con claridad y "exigir a los representantes públicos que respeten aquello que han prometido y sobre todo que respeten la legalidad constitucional".

Ha advertido de que casi el 40% de los catalanes probablemente no vaya a votar este domingo y considera que se debe a la desafección ante la política, algo que dice que comprende porque "en el Congreso en vez de encontrar diputados que aman a España hay chusma totalitaria que quiere romper la convivencia".

"Las calles son nuestras, los barrios son nuestros, Cataluña es nuestra. Adelante españoles de Cataluña, sin miedo a nada ni a nadie. Visca Cataluña y Viva España", ha zanjado.