Pedro Sánchez, Volodimir Zelenski y Albares

Albares niega que el Gobierno permita a Ucrania utilizar armas españolas en Rusia

Ni Ucrania les ha planteado dicha demanda ni tampoco se la piensa "en estos momentos" el Gobierno de España

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha dicho que el Gobierno por ahora no se plantea dar permiso a Ucrania para atacar objetivos en el interior de Rusia con armamento proporcionado por España, después de que lo haya propuesto el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Así lo ha dicho el jefe de la diplomacia española al ser preguntado en una entrevista en Onda Cero, sobre si ha habido petición formal de Ucrania para que puedan utilizar el armamento español en territorio ruso.

Según el ministro, ni el Ejecutivo ucraniano les ha planteado dicha demanda ni tampoco se la piensa "en estos momentos" el Gobierno de España.

"Hemos escuchado al secretario general de la OTAN esta semana abogar por esto. No nos lo planteamos en estos momentos, es decir, no nos han hecho esa petición", ha indicado Albares, agregado que "en estos momentos" España no ve "ese material siendo utilizado fuera de las fronteras de Ucrania".

Israel

Por otro lado, el Gobierno ha reclamado formalmente este viernes a Israel, mediante una nota verbal, que revierta su decisión de prohibir los contactos con los palestinos por parte del Consulado General en Jerusalén, que entra en vigor este sábado.

El titular de Exteriores israelí, Israel Katz, ha dado instrucciones para que el Consulado en Jerusalén no preste "servicio a residentes en la Autoridad Palestina ni llevará a cabo funciones consulares o de otro tipo fuera del distrito de Jerusalén, sin consentimiento previo por escrito del Ministerio".

La medida se adoptó en respuesta al reconocimiento del Estado palestino por parte del Gobierno y también a las declaraciones de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, sosteniendo que "Palestina será libre, del río hasta el mar", que fueron consideradas "antisemitas" por parte de Israel.

"Hemos trasladado una nota verbal al Gobierno israelí en la cual rechazamos cualquier cortapisa a la actividad normal del Consulado General de España en Jerusalén, porque tiene un estatuto que está garantizado por el Derecho Internacional y por la Convención de Viena", ha explicado.

Ese estatuto, ha añadido el ministro, "no se puede cambiar unilateralmente por parte de Israel" sino que lo que existe es una "reciprocidad" en las garantías, privilegios e inmunidades entre representaciones diplomáticas, de ahí el que el Gobierno haya rechazado "de plano" la decisión y haya pedido que "se revierta".