La Generalitat quiere recaudar los impuestos de los catalanes

El aviso de Natàlia Mas al gobierno de Pedro Sánchez sobre la financiación catalana

La Generalitat quiere recaudar los impuestos que pagan los catalanes

La consellera de Economía y Hacienda de la Generalitat, Natàlia Mas, ha asegurado que el Gobierno liderado por el presidente Pedro Sánchez "no tendrá continuidad" si no aborda la financiación de Cataluña que reclama Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

En una entrevista concedida este lunes 8 de abril a El Punt Avui, ha defendido que "clama al cielo la diferencia" entre los recursos que genera la economía catalana y los que dispone la Generalitat para llevar a cabo sus políticas.

De este modo, ha afirmado que si en el ejecutivo del Gobierno central se cierran en banda con la financiación, "no tienen legitimidad para reclamar que se mejore el sistema de salud o la educación", y ha indicado que, si bien la Generalitat va avanzando en los puntos acordados entre los republicanos y el PSOE en el ámbito económico, ahora necesitan este cambio estructural.

Al preguntársele por la propuesta del PSC de desplegar un consorcio Generalitat-Gobierno para recaudar los impuestos, el cual se prevé en el Estatut, ha opinado que este no supondría ninguna solución. "Proponen seguir igual, que el Estado siga recaudando y siga haciendo la estimación de lo que necesitas", ha dicho la máxima responsable de las cuentas catalanas.

"Basta de elementos estéticos, de términos que parecen relevantes o técnicos y nadie entiende, sin ningún resultado", ha pedido Mas, quien ha mantenido que no se puede hablar de soberanía en Cataluña, incluso de independencia, hasta asegurar su soberanía económica, textualmente.

Casi 3 semanas desde la propuesta

La propuesta de esta financiación (un hito para resolver el conflicto catalán, en palabras de Pere Aragonès) la puso sobre la mesa el president el pasado 21 de marzo en Madrid.

Aragonès quiso recordar en su intervención que es un sistema que "existe en el País Vasco y Navarra" y que debe ser la base de una nueva relación bilateral entre Estado y Cataluña.

La intención de la Generalitat es que el Govern recaude y gestione el 100% de los impuestos pagados en Cataluña --frente al 9% actual-- y el pago al Estado de los servicios que ofrece en Cataluña y de un mecanismo de solidaridad interterritorial