Un momento de la Sesión de este 30 de mayo

El Congreso aprueba definitivamente la Ley de Amnistía

Tras el debate de este 30 de mayo, como era de esperar, la moción ha prosperado

La Ley de Amnistía ya es una realidad. Este jueves 30 de mayo, tras una jornada monográfica de debate y la votación, el Congreso de los Diputados ha dado luz verde a la legislación, con 177 votos a favor y 172 en contra, y ninguna abstención, por lo que se alcanzó más de la mayoría absoluta, marcada en 176 votos.

Los grupos han ido interviniendo en orden de menor a mayor representación, empezando por UPN y terminando por el Partido Popular, la formación que más votos obtuvo en las elecciones de julio del año pasado.

La sesión ha vivido momentos tensos tras la intervención del líder de Vox, Santiago Abascal, que ha sido respondida por el primer secretario de la cámara y miembro de los Comuns.

Tras eso, han empezado gritos e insultos cruzados (con acusaciones como neofascistas y filonazis) entre los diputados de la formación de ultraderecha y el resto de fuerzas, que ha llevado a la presidenta Francina Armengol a llamar al orden y amonestar a algunos de los asistentes a la sesión.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido el gran ausente en la sesión, de modo que el ponente del PSOE ha sido el castellonense Artemi Rallo, que ha asegurado que son "nuevos tiempos para el acuerdo y el diálogo" y ha dado la enhorabuena a Cataluña.

Feijóo, por su parte, ha tildado la aprobación de "corrupción política" y ha asegurado que este 30 de mayo es "el día de la defunción del PSOE".

El alcance de la amnistía

Con la ley con el visto bueno, una de las dudas que surge es el alcance de esta. El pasado miércoles 29 de mayo, Alerta Solidària apuntó que la legislación ampararía al menos a 419 activistas y manifestantes independentistas, un tercio del total de los investigados inicialmente.

Esta entidad ha contabilizado 1.168 personas objeto de diligencias penales relacionadas con el proceso. De estas, el 51%, es decir, 597 personas, han visto cómo se archivaban sus causas, mientras que al 49% restante, es decir, 571 personas, se les han seguido adelante los procedimientos. De las 571 personas con causas abiertas, 143 (25%) aún están en proceso de instrucción, un 22% (127) están esperando juicio y 12 (2%) esperan sentencia.

Por lo que respecta a los demás, que ya tienen sentencia, el 27% del total, es decir, 152 personas, han sido absueltas de todos los cargos, mientras que 137 personas, un 24% del total, tienen sentencia con condena total o parcial. Por este motivo, Alerta Solidària considera que de las 571 personas con causas abiertas, si se restan las 152 con sentencia absolutoria, hay 419 personas que pueden ser amnistiadas, lo que supone un 35% del total de investigados inicialmente.

¿Qué harán los jueces?

Este 30 de mayo, pues, terminan meses de batallas políticas, con el paso del texto por el Congreso, el Senado y finalmente de nuevo el Congreso, aunque ahora está por ver qué harán los jueces, que son los responsables de aplicarla.

El panorama es más que dudoso para los amnistiados, ya que tienen a la cúpula del poder judicial clamando en contra de la nueva ley. El pasado lunes 20 de mayo todos los jueces españoles recibieron a través de su correo corporativo una guía contra la amnistía elaborada por Plataforma Cívica por la Independencia Judicial en la se facilitan dos formularios para elevar cuestiones de inconstitucionalidad o prejudiciales al Tribunal Constitucional (TC) y al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), lo que obligaría a paralizar la aplicación de la ley. El mensaje fue enviado a través del correo corporativo del CGPJ. 

Ahora está por ver si los jueces harán caso a esta guía. En última instancia, los magistrados deberán aplicar la ley, pero las consultas al TC y al TJUE podrían alargar el proceso.