Marlaska, en una imagen de archivo

El Congreso aprueba la reprobación de Marlaska al abstenerse Podemos y Junts

En la moción, presentada por el PP, se pide la destitución del ministro del Interior por la muerte de dos agentes de la Guardia Civil

El Pleno del Congreso ha aprobado la reprobación del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por la muerte de dos guardias civiles en el puerto de Barbate (Cádiz). Los agentes fueron arrollados por una narcolancha.

La moción, promovida por el PP y apoyada por Vox, ha salido adelante al abstenerse Podemos y Junts, dos socios habituales del Gobierno de coalición.

La reprobación se incluía en la moción consecuencia de la interpelación que los 'populares' dirigieron al ministro hace una semana y ha sido aprobada por 171 votos a favor (PP, Vox y UPN) frente a 165 en contra (PSOE, Sumar, Bildu, PNV y ERC, entre otros) y 11 abstenciones de Junts, Podemos y Coalición Canaria.

Marlaska ya había sido reprobado por el mismo motivo una semana antes en el Senado gracias a la mayoría absoluta del PP (al que apoyaron Vox y UPN), mientras que algunos socios del Gobierno como ERC, Bildu y Junts y el senador de Sumar se abstuvieron.

En concreto, la moción aprobada reprueba a Marlaska por "su gestión al frente del ministerio, especialmente por el asesinato de dos guardias civiles en su misión de lucha contra e narcotráfico". Además, se urge al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez a "la destitución inmediata" del ministro ante la negativa de Marlaska a "asumir su responsabilidad política dimitiendo".

En la exposición de motivos de la iniciativa, los de Alberto Núñez Feijóo exigen que se dote de medios materiales y humanos suficientes a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad el Estado que luchan contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar y denuncian la "inacción y la autocomplacencia" de un Gobierno que es "incapaz de atender las demandas" no sólo de los agentes, sino también del Servicio de Aduanas o de la Fiscalía Especial Antidroga.

El PP considera censurable toda la gestión del titular de Interior y, de hecho, recuerda, que ya fue reprobado por el Congreso hace un año por el "nefasto" modo en que afrontó la crisis generada por el asalto a la valla de Melilla que tuvo lugar en julio de 2022 y que provocó el fallecimiento de al menos 23 inmigrantes.