Gabriel Rufián

Continua la sangría de competencias: ERC pide el traspaso del carnet de conducir

Los independentistas critican "la falta de garantía" de poder realizar el proceso en catalán y el "colapso" en las listas de espera para examinarse

Esquerra Republicana (ERC) ha pedido que el Gobierno traspase las competencias relativas a la realización de los exámenes y la expedición del permiso de conducción. Lo ha hecho registrando una proposición no de ley en el Congreso.

Es decir, piden que las competencias de la Dirección General de Tráfico (DGT) pasen al Servicio Catalán de Tráfico (Servei Català de Trànsit). Esto incluye el personal y el presupuesto, en el plazo de un año desde la aprobación de la iniciativa.

Así consta en una iniciativa, recogida por Europa Press y firmada por la diputada de ERC Inés Granollers y su portavoz parlamentario, Gabriel Rufián. El texto ha sido registrado para su debate en la Comisión de Seguridad Vial de la Cámara Baja.

ERC explica que el pasado 18 de octubre se aprobó en la Comisión de Interior del Parlamento de Cataluña una propuesta de resolución reclamando el traspaso de las competencias de la DGT. Tanto en materia de expedición de permisos de conducir y realización de exámenes teóricos y prácticos a Cataluña.

A su juicio, existen "dos grandes motivos" que han impulsado la presentación de dicha iniciativa. Por una parte, "la falta de garantía de poder realizar el proceso de obtención del permiso de conducción en catalán. A esto se le añade el colapso en las listas de espera para examinarse".

En relación con la lengua catalana, critica que las pruebas "no prevén ni como requisito ni como mérito, el conocimiento de alguna de las lenguas oficiales del Estado distintas al castellano".

En este sentido, ERC añade que existen varios casos de "discriminación lingüística", en el marco del proceso de obtención del permiso de conducción. Estos han sido dnunciados por Plataforma per la Llengua. 

"Esto es, actualmente la DGT debe tener los modelos a disposición de los alumnos y garantizar poder hacer la prueba teórica en esta lengua, cuando así se solicite", afirman los republicanos.

"Con todo, esta opción no es de justicia en tanto que, la población catalana debe poder examinarse sin solicitud previa en su propia lengua", añaden.

Por otro lado, ERC asegura que Cataluña "sufre desde hace años un grave problema con los exámenes para acceder a distintos permisos de circulación con vehículos a motor".

Explican que la Federación de Autoescolas de Barcelona (FAB) ha comunicado recientemente que se contabilizan unas de 48.500 personas pendientes de examinarse en Barcelona, con unos plazos de espera superiores a los 5 meses.

"Esto afecta a la vida personal de la población de Cataluña, que ve restringido su derecho a la movilidad y limitadas, entre otras, sus oportunidades laborales", aseguran en la proposición no de ley.

"De la misma manera, la afectación también impacta sobre los profesionales del sector del transporte terrestre que llegan a sufrir graves contratiempos en su carrera profesional", recalcan los independentistas.