Dolors Montserrat (PP) y Josep Borrell (PSOE), los candidatos más votados en las elecciones europeas de España en 2019

¿Cuánto cobrarán los eurodiputados españoles electos este 9J?

Hay 61 asientos por determinar

El Parlamento Europeo, con sede en Estrasburgo y Bruselas, es una de las instituciones clave de la Unión Europea, y los eurodiputados que lo conforman reciben una compensación considerable por su labor. Un eurodiputado español recibe un salario básico mensual bruto de 10.075,18 euros. Sin embargo, la remuneración total mensual asciende a aproximadamente 20.000 euros debido a diversas asignaciones y dietas adicionales.

Esto eleva los ingresos anuales a alrededor de 240.000 euros. Los eurodiputados disfrutan de un régimen fiscal favorable, ya que solo tributan por la mitad de sus ingresos, lo que significa que pagan impuestos sobre 121.000 euros anuales. Además, se les aplica una retención del impuesto comunitario del 21%.

Los eurodiputados reciben una dieta mensual para gastos generales de 4.950 euros. Adicionalmente, reciben una dieta diaria de 350 euros por estancia, con una asistencia media de 15 sesiones mensuales, lo que suma 5.250 euros adicionales al mes. Los gastos de viaje de los eurodiputados son reembolsados, y al menos dos tercios de sus gastos médicos son reintegrados. Esto garantiza que sus desplazamientos y necesidades de salud estén cubiertos sin impacto significativo en sus ingresos personales.

Cada eurodiputado tiene acceso a fondos mensuales de 28.412 euros para contratar asesores y financiar estudios especializados. Este monto permite a los parlamentarios contar con un equipo de apoyo competente para abordar sus responsabilidades legislativas.

Al concluir su mandato, los eurodiputados reciben una indemnización equivalente a un salario mensual por cada año de mandato. Este beneficio proporciona un colchón financiero tras dejar su puesto en el Parlamento. A los 63 años, los eurodiputados tienen derecho a una pensión que corresponde al 3.5% de la asignación mensual por cada año de mandato. Esto se traduce en una pensión de 1.763 euros al mes tras una legislatura y aproximadamente 7.100 euros mensuales tras cuatro mandatos.

Para los parlamentarios que ocuparon su cargo antes de 2009, existe un régimen especial de pensión privada vehiculado a través de una SICAV luxemburguesa. Por cada euro aportado por el eurodiputado, el Parlamento invierte dos euros adicionales a su nombre, aumentando significativamente los fondos disponibles para su jubilación.

En la actualidad, España cuenta con 61 escaños en el Parlamento Europeo, dos más que en 2019. Esta representación refuerza la influencia de España en las decisiones legislativas de la Unión Europea y permite a los eurodiputados españoles desempeñar un papel crucial en la política comunitaria.