La vicepresidenta segunda del Gobierno y coordinadora general de Sumar, Yolanda Díaz

Díaz lanza un nuevo 'a la mierda' ante los 'insultos' y las 'mentiras' de PP y Vox

Un grupo de jóvenes trató de irrumpir en el mitin al grito de 'Gobierno progresista, cómplice sionista'

La líder de Sumar, Yolanda Díaz, ha lanzado de nuevo un "a la mierda" ante los "insultos" y las "mentiras" de la derecha, a la que ha asegurado que "van a gobernar mejor", avanzar en derechos y ensanchar la democracia.

En alusión a sus palabras que captó un micro abierto el miércoles en el Congreso y a la bronca también esta semana en la votación sobre la amnistía, Díaz ha señalado que la oposición se puso "nerviosa" cuando dijo esa expresión y ha censurado que ya no hay diferencia entre PP y Vox.

Es más, ha recriminado que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, que se reúne con la presidenta de la comisión europea, Úrusla von der Leyen, ataca al Ejecutivo diciendo que no "para de mentir", cuando precisamente él es un "mentiroso compulsivo".

"Le dijo la sartén al cazo, el mentiroso compulsivo del PP que no dice una cosa sin mentir (...) Lo dicen los que se hacen fotos con los criminales de guerra (en alusión al líder de Vox, Santiago Abascal). Lo dicen los que nos insultaron a todo el Gobierno de España. ¡Ya está bien, sí a la mierda! ¡Que basta de sus mentiras y vamos a gobernar mejor!", ha zanjado.

Díaz se ha pronunciado durante el mitin central de campaña de Sumar en la localidad madrileña de Getafe, que ha ofrecido una foto de unidad entre los partidos que componen la candidatura de coalición al congregar a la cabeza de lista, Estrella Galán (Sumar), Jaume Asens ('Comunes'), Vicent Marzà (Compromís), Manu Pineda (IU), Andere Nieva (Más Madrid) y Mar González (Verdes Equo). También les han arropado el coordinador de IU, Antonio Maíllo, y la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre.

En paralelo a la intervención de Díaz, Sumar ha desplegado una pancarta en la calle Montera de Madrid que pide votar a Sumar bajo el lema 'Mándales a la mierda', aunque esta última expresión está difuminada en el cartel.

Durante el mitin se han vivido momentos de tensión cuando un grupo de seis jóvenes, procedentes de la acampada universitaria de la Universidad Complutense en apoyo a Palestina, han tratado de interrumpir el acto portando una pancarta y al grito de 'Gobierno progresista, cómplice sionista'.

Éstos han sido desalojados con intercambio de empujones, llegando incluso a caer al suelo alguno de los manifestantes, y se ha producido un cruce de reproches entre varios simpatizantes de Sumar, donde por ejemplo el dirigente de IU Carlos Sánchez Mato les ha recriminado su actitud. Al final, y con la supervisión de varios agentes policiales, han sido evacuados sin más incidentes del parque Lorenzo Azofra, donde se realizaba el acto.

Como en otras ocasiones, Díaz ha vuelto a pedir la movilización progresista para derrotar en estas elecciones europeas a PP y Vox, como ocurrió el 23J, porque la derecha no quiere que la izquierda se active porque se creen que España es suya. Y es que ha sentenciado que la "ola reaccionaria no es invencible" y que es el momento de demostrar que "se acabó el fango", los "recortes", el "negacionismo climático" y la "opresión" a las personas LGTBi.

Luego, ha vuelto a marcar diferencias con el PSOE al reprocharles que en Europa forman parte de la "gran coalición" con el PP y demanda dar "fuerza" a Sumar el 9J, al reivindicar su empuje de Sumar es el que consigue avances sociales y laborales.

"¿Vosotros os creéis que sin Sumar en el Gobierno se hubiera eliminado el premio nacional a la tauromaquia? Llevan toda la vida gobernando y no lo han hecho jamás", ha recriminado Díaz a su socio.

De hecho, ha criticado que Sumar quiere seguir subiendo impuestos a los que se están "forrando" como las eléctricas mientras censura que el PSOE los quiere bajar. Por tanto, ha apelado directamente a la candidata socialista, la vicepresidenta Teresa Ribera, que a Sumar lo que le preocupa es "la pobreza energética, no que esos golfos paguen impuestos".

Mientras, la cabeza de lista de Sumar ha defendido que votar a Sumar en las europeas sirve, aparte de frenar a PP y Vox, para mandarle un mensaje al PSOE para esta legislatura y que "no se despiste con los cantos de sirena de eléctricas y banca" : ¡Gobernemos! ¡Hagamos política! ¡Avancemos en las cosas que necesita España!".

Además, ha manifestado que Sumar es la papeleta del "espacio encuentro" entre las fuerzas de izquierdas que comparten el ADN de "izquierdas, verde y feminista", que volverá a demostrar que "suman más" al querer "hechos, no palabras". "Se equivocan quienes dicen que la vida es un todos contra todos, una guerra permanente contra el de al lado. Aquí vivimos, peleamos y ganamos porque estamos juntas", ha enfatizado.

Luego, ha reclamado la ruptura de relaciones con Israel, llamar a consultas a la embajadora española en Tel Aviv y suspender el acuerdo de asociación entre la UE, al proclamar que "no les dan miedo los insultos y amenazas" del Gobierno hebreo ni tampoco los se reúnen con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y los que "justifican sus crímenes", en alusión al líder de Vox, Santiago Abascal.

Mientras, Maíllo ha defendido que "no hay razón para el derrotismo" en estos comicios y que el 9J hay que volver a dar "con la puerta en las narices" a PP y Vox, desde el prisma de "mirada larga", "fraternidad" en la izquierda y "debate limpio" que abandera Sumar, candidatura que es el "mejor" remedio frente al "fango".

Su compañero de filas, Manu Pineda, ha proclamado que están orgullosos de que el ministro de Exteriores hebreo, Israel Katz, haya señalado a Díaz como "enemiga". Luego, ha confrontado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, retiró el embajador de Argentina cuando su homólogo, Javier Milei, ofendió a un familiar, al preguntarse qué hay que hacer cuando se insulta a una vicepresidenta.