La portavoz de ERC, Raquel Sans

ERC alerta que hará valer sus escaños en el Parlament y rechaza pactar con PSC

Fija como condiciones un referéndum, la financiación singular y el refuerzo de servicios públicos

La portavoz de ERC, Raquel Sans, ha afirmado este lunes que harán valer sus 20 diputados en el Parlament para que se cumplan sus condiciones de cara a la investidura de un nuevo presidente de la Generalitat: "No hay miedo a una repetición electoral".

"Que nadie dé por sentados nuestros votos", ha reiterado Sans en una rueda de prensa, y ha detallado que las condiciones de ERC de cara a una investidura serán un referéndum pactado, la financiación singular para Cataluña y reforzar servicios públicos.

La portavoz ha explicado que, desde las elecciones catalanas del 12 de mayo, el partido está consultando a sus dirigentes territoriales para conocer la opinión de la militancia, que, según ella, ha pedido mayoritariamente reforzar el valor de los diputados republicanos en las negociaciones.

Sans ha sostenido que, tras las elecciones catalanas, ERC debe estar en la oposición, y que les corresponde a PSC y Junts plantear propuestas, al ser las dos formaciones que salieron reforzadas del 12 de mayo.

Asimismo, ha expresado que los republicanos están preparados para encarar unas nuevas elecciones catalanas, y ha recordado que la posición de la formación en una posible investidura la decidirá finalmente la militancia en una consulta interna, cuyas bases las decidirá el Consell Nacional de ERC el próximo 15 de junio.

Mesa del Parlament

Sobre las negociaciones para constituir la Mesa del Parlament, que se constituye el próximo 10 de junio, Sans ha informado que ERC no ha recibido ninguna oferta oficial de ningún partido para asumir la presidencia de la Cámara catalana, aunque ha pedido que los Comuns entren a formar parte del órgano parlamentario.

Ha añadido que la prioridad de ERC no es presidir el Parlament sino crear una Mesa "antirrepresiva" pactada con Junts, Comuns y la CUP, para hacer valer la acción política de los diputados que están en el exilio, ha asegurado, y para que se pueda hablar de todo en la Cámara catalana.

Además, el grupo republicano ha rechazado pactar con el PSC. “El PSC no ha estado del lado de los derechos de los diputados y no tendría cabida en una mesa antirrepresiva”, ha zanjado.