La secretaria general de ERC, Marta Rovira, en declaraciones a los medios

ERC anuncia que tomará una decisión sobre la investidura consultando a la militancia

Rovira coordinará las negociaciones para la constitución del Parlament y la investidura

La ejecutiva nacional de ERC ha acordado este viernes por la tarde que la militancia del partido valide a través de una consulta electrónica el posicionamiento del partido sobre una futura investidura del nuevo presidente de la Generalitat tras los "complejos resultados" del las elecciones del 12 de mayo.

En un comunicado, los republicanos han explicado que la ejecutiva también ha acordado que la secretaria general del partido, Marta Rovira, coordine las negociaciones para la constitución del nuevo Parlament y las de la investidura.

ERC ha decidido "poner el foco y centrar los esfuerzos de toda la formación" en la campaña de las elecciones europeas que comenzará el próximo jueves, con el objetivo de obtener el mejor resultado posible el 9 de junio, han detallado.

Dimisiones en ERC

Estas decisiones llegan después de que el presidente de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès, anunciase que deja la primera línea política, y que el presidente del partido, Oriol Junqueras, dijera que dejará el cargo temporalmente tras las elecciones catalanas para reflexionar sobre su futuro de cara al Congrés Nacional de ERC del 30 de noviembre.

Además, Rovira también anunció que no se presentará a la reeleción como secretaria general en el Congreso, y el viceconseller de Estrategia y Comunicación de la Generalitat en funciones, Sergi Sabrià, dejará la política institucional cuando se forme el nuevo Govern.

Dentro de ERC se han generado dos corrientes: una que aboga por la renovación de los liderazgos, encabezada por Rovira y Aragonès, y otra a favor de que Junqueras siga al frente de la formación republicana.

Sánchez apuesta por dar tiempo a ERC

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido preguntado este viernes respecto a los efectos que el resultado en Catalunya puede tener para la gobernabilidad de España, dado que el Gobierno necesita los apoyos de ERC y Junts en el Congreso de los Diputados para mantener su mayoría, Sánchez considera que son "planos distintos" aboga por dar tiempo a las fuerzas políticas pero no ve en riesgo sus apoyos.

El presidente considera en este sentido que la sociedad catalana está diciendo en las urnas que hay que apoyar al Gobierno de coalición, dado que en las generales del 23J las dos fuerzas más votadas fueron PSOE y Sumar.

En los resultados del 12M, Sánchez ve que los catalanes quieren ser "parte activa" de la construcción de la España "plural y diversa" que afronta los debates actuales desde una visión progresista.

En todo caso, tiene muy claro que la sociedad catalana "no aceptaría una repetición electoral" y por tanto apela a la "responsabilidad" de los partidos para que haya un nuevo gobierno liderado por quien ganó las elecciones y además, según afirma, tiene los números para sacar adelante una investidura.

No obstante, Sánchez dice que en estos días no ha hablado ni con Puigdemont ni con el líder de ERC, Oriol Junqueras ni tampoco han intercambiado mensajes de manera indirecta y señala que los partidos tienen sus procesos internos y sus etapas.