Laia Estrada y Carles Puigdemont

Estrada define con esta palabra a Puigdemont tras el ofrecimiento de Junts a ERC

Reitera su rechazo a llegar a cualquier entendimiento con el PSC

La candidata de la CUP a las elecciones catalanas, Laia Estrada, ha tildado este lunes de ambigua la propuesta que hizo durante la noche electoral el candidato de Junts+, Carles Puigdemont, que llamó a ERC a una alianza para crear, dijo, un gobierno de obediencia netamente catalana: "Me parece que abre la puerta al autonomismo".

En una entrevista al programa 'Els Matins' de Tv3, Estrada ha expresado que "no es lo mismo un Govern de obediencia netamente catalana que un Govern de obediencia independentista", y ha avisado que la CUP no apoyará a Junts+ si defienden, asegura, la agenda de la vieja Convergència.

"Ya lo dijimos, si se trataba de retomar nuestro proceso de independencia, de recuperar una agenda nacional y social propia para hacer avanzar el país en clave de autodeterminación y en clave de conquista de derechos, nos podíamos entender", ha puntualizado.

'No' al PSC

Preguntada sobre la posibilidad de pactar con el PSC, Estrada ha recordado que, durante la campaña, la CUP continuamente ha rechazado acordar con los socialistas y ha subrayado que, tras las elecciones, el partido no modifica esa postura.

"Dijimos que no era posible un entendimiento con el PSC ni tampoco con fuerzas que llevasen su programa económico", ha asegurado, ampliando el mensaje a los de Puigdemont.

Valora los malos resultados

Ante la caída que sufrió la CUP este domingo, pasando de 9 a 4 diputados y perdiendo cerca de 70.000 votos directos, Estrada valoró el domigno los malos resultados: "Los resultados no son buenos. Hemos perdido votos y apoyos. Somos conscientes de eso".

 "Desde mañana mismo nos ponemos a disposición del país las cuatro diputadas para revertir la situación que queda. Es evidente que hay una ola reaccionaria que está atravesando nuestro país. Se nos queda un Parlamento más españolista que nunca", lamentó.

Por otro lado, este lunes ha expresado que aún es pronto para sacar conclusiones sobre las razones de esos resultados, aunque ha remarcado la necesidad de su partido de hacer autocrítica.

La candidata ha recordado que la CUP ahora está inmersa en un proceso de reflexión interna, el "procés de Garbí", que debe servir para identificar el papel de la formación en las instituciones y revertir la tendencia bajista de los 'cupaires' en los próximos años.