La candidata de la CUP a las elecciones catalanas, Laia Estrada

Estrada se lanza a por los indecisos: ''No nos movemos para tocar poder''

La candidata de la CUP avisa a ERC y a Junts que pactar con Madrid acabará siendo un obstáculo para la independencia

La candidata de la CUP a las elecciones catalanas, Laia Estrada, se ha lanzado este viernes a por el voto indeciso en el acto final de campaña de la formación: "No nos movemos por poder, no intercambiamos sillas, lo damos todo por nuestra gente, por nuestros derechos", ha asegurado.

Desde el paseo del Born de Barcelona, acompañada por los cabezas de lista de la CUP de todas las circunscripciones catalanas, representantes municipales y de la exdiputada Anna Gabriel, Estrada ha pedido llenar las urnas el domingo con votos de la CUP para ir "en contra de la política de la resignación, contra los que nos quieren callados".

Estrada ha remarcado que la CUP quiere ser decisiva en la próxima legislatura como garante, dice, de un Parlament más independentista, soberano y de izquierdas.

Frente a centenares de simpatizantes

Frente a centenares de simpatizantes, ha advertido a ERC y a Junts que pactar en Madrid acabará siendo un obstáculo para la independencia, y ha reivindicado la autodeterminación de Cataluña también como "la mejor manera de democratizar el Estado español".

Anna Gabriel

Asimismo, Estrada ha defendido un programa económico para planificar más la economía, garantizar derechos como la vivienda, la renta básica universal, servicios 100% públicos, y controlar sectores estratégicos con unas distribuidora, energética y banca públicas.

Anna Gabriel ha expresado que la izquierda vive un momento de cansancio y desorientación, pero ha pedido un "proyecto de unidad popular" para recuperar la esperanza, dice, y mantener una conciencia revolucionaria y tejer un programa de unidad popular.

Una nueva oportunidad para la CUP

La CUP (Candidatura d'Unitat Popular) es un partido fundado en 1987 como resultado de la convergencia de diversas organizaciones de izquierda independentista. Su formación se gestó en el contexto de rechazo al sistema político español y la búsqueda de la independencia de Cataluña, con una agenda que incluye la defensa de políticas sociales y ambientales. La CUP se caracteriza por su estructura asamblearia y su oposición a las instituciones del Estado español, abogando por una república catalana de corte socialista.

En el ámbito electoral, la CUP ha tenido resultados significativos, especialmente a partir de las elecciones autonómicas de 2012, donde obtuvo por primera vez representación parlamentaria. Su papel en la política catalana ha sido relevante, participando en debates clave como el proceso independentista y promoviendo políticas de izquierda desde una perspectiva soberanista.

Entre sus líderes destacados se encuentran figuras como David Fernández, conocido por su firmeza en la defensa de los valores de la CUP, así como Anna Gabriel, quien también tuvo un papel destacado en el ámbito parlamentario y en la proyección internacional del partido. Posteriormente, Laia Estrada asumió la coordinación general, continuando el legado de liderazgo de la CUP junto con figuras como Dolors Sabater, quien ha aportado su experiencia política y activismo social al partido.