El presidente del PP catalán, Alejandro Fernández

Fernández, sobre la demora de su nombramiento en el PP catalán: ''Es agua pasada''

El líder popular ha insistido en que solo hablará con el primer secretario del PSC y candidato a los comicios "si el PSOE rompe con el separatismo"

El candidato del PP a la Presidencia de la Generalitat de Catalunya, Alejandro Fernández, ha condicionado este lunes su apoyo al candidato del PSC, Salvador Illa, a que el PSOE rompa "cualquier alianza con los separatistas", tanto en el Congreso como en "diputaciones y ayuntamientos" catalanes. Sobre las cuestiones internas del PP que han demorado su nombramiento, ha expresado que son "agua pasada".

"Si Salvador Illa tiene que elegir, preferirá mil veces pactar con los separatistas que con el PP, pero nosotros no nos vamos a mover de esas posiciones. Es decir, quien quiera hablar con nosotros llegado el momento va a tener que romper cualquier alianza con los separatistas", ha expresado Fernández en una entrevista en COPE recogida por Europa Press.

En este sentido, ha recalcado que el "que quiera pasar página" del proceso catalán debe tener claro que pasa por que el "separatismo se vaya a la oposición", lo que incluiría, según ha dicho, tanto acuerdos en el Congreso de los Diputados, como en "diputaciones y ayuntamientos" catalanes.

Así, ha expresado que el PSC "no se puede incluir hoy en el bloque constitucionalista" porque "flirtea con el separatismo" y "su única obsesión es el poder", por lo que "se van travistiendo políticamente". Por lo tanto, según ha explicado, el PP es la opción para acabar con el proceso catalán, a lo que se compromete si "el PP tiene llave de la política catalana".

Asimismo, preguntado en otra entrevista en Antena 3 por las recientes "cuestiones internas" de su partido, que han demorado su nombramiento como candidato a la Generalitat, Alejandro Fernández ha hablado de "agua pasada" y ha dicho estar centrado en "mejorar Catalunya".

Los errores acumulados de Ciudadanos

Fernández también ha expresado que, en su opinión, Ciudadanos ha cometido "y sigue cometiendo errores acumulados de manera incomprensible que decepcionaron a muchísima gente", aunque ha trasladado su respeto "a todas las personas que han dirigido Ciudadanos y que lo siguen dirigiendo" por su labor constitucionalista en Catalunya.

"A mí particularmente me entristeció --que no hubiese acuerdo entre PP y Ciudadanos para presentarse en conjunto a las catalanas-- porque nunca se me han caído los anillos para reconocer públicamente que, en su momento, y han pasado ya unos cuantos años y muchas cosas, Ciudadanos fue un ejemplo casi de autodefensa del constitucionalismo catalán. Pero luego es cierto también pues que empezaron a cometer errores acumulados", ha declarado.