El coordinador general del PP, Elías Bendodo, y el presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, en declaraciones a periodistas en Barcelona

Fernández (PP) pide un reparto proporcional de la Mesa del Parlament

Cree que lo contrario sería "inconstitucional"

El presidente del PP de Catalunya, Alejandro Fernández, ha asegurado que cualquier escenario respecto a la composición de la Mesa del Parlament que no se ajuste a la proporcionalidad y a los resultados del 12M sería "profundamente antidemocrático, no saber perder o no saber ganar".

Así se ha expresado este viernes en declaraciones a periodistas en Barcelona junto al coordinador general del PP, Elías Bendodo, y al líder del partido en el Ayuntamiento, Daniel Sirera, donde ha apuntado también que no respetar la proporcionalidad sería "una estafa democrática y, además, un insulto a la ciudadanía".

Fernández ha afirmado que el órgano parlamentario debe esta representado "de manera proporcional en función de los resultados electorales".

"Cuando digo que se debe respetar la proporcionalidad significa que cada uno se vota a sí mismo. Es lo que se había hecho históricamente, es lo que respeta la representatividad de la Mesa", ha sostenido, y ha afirmado que es la posición más democrática.

En este sentido, ha señalado que según los resultados del 12M, al PSC "le corresponden tres sitios en la Mesa, a Junts dos, a ERC uno y al PP uno", y ha instado a ser leales y fieles al resultado de las urnas, en sus palabras.

Bendodo, en contra de la amnistía

El coordinador general del PP, Elías Bendodo, ha afirmado que la amnistía es inconstitucional y que el partido defenderá "hasta la última instancia la injusticia que hizo ayer el socialismo y Pedro Sánchez", con la aprobación de la Ley.

En este sentido, ha señalado que los presidentes de las comunidades autónomas del PP ya anunciaron "que defenderían la igualdad de todos los españoles y plantearían el recurso de inconstitucional ante el Tribunal Constitucional (TC)".

Bendodo ha sostenido que el interés del presidente del Gobierno, según él, es "la posibilidad de sumar para seguir sentado en el sillón de la Moncloa", y ve utilitarismo en la voluntad de Sánchez respecto a la amnistía.

También ha criticado que el independentismo hable del referéndum tras aprobarse la amnistía, y ha señalado: "Sin ningún tipo de duda no engañan a nadie, porque al final están cumpliendo la hoja de ruta de la que ellos hablaron. Pero lo peor de todo es que al socialismo, a Sánchez, no se les movió ni un músculo de la cara".

Así, ha afirmado que para el líder de Junts, Carles Puigdemont, no es suficiente la amnistía ni lo sería el referéndum, a su juicio, sino que quiere ser investido presidente de la Generalitat y que, si no, retira su apoyo al Gobierno, y ha añadido: "Pues a ver qué hace Sánchez".