El candidato del PP a las elecciones catalanas, Alejandro Fernández, en el Círculo Ecuestre de Barcelona

Fernández se abre a sentarse ''a hablar'' con el PSC si rompe acuerdos con Junts y ERC

El candidato del PP al 12M avisa a Illa de que "marranear" con el 'procés' le puede llevar a la muerte

El candidato del PP a las elecciones catalanas, Alejandro Fernández, se ha abierto este martes a sentarse "a hablar con el PSC si rompe todos sus acuerdos con Junts y ERC.

"Si ellos rompieran aquí y en Madrid todos sus acuerdos con Puigdemont y con ERC, podríamos sentarnos a hablar", ha declarado en un coloquio organizado por el Círculo Ecuestre de Barcelona, a la vez que cree que no se está en ese escenario.

Incluso ha ironizado sobre abrir la puerta a hablar con el expresidente y candidato de Junts+, Carles Puigdemont, si cambiara y "se hiciera un tío formal".

Eso sí, ha dejado claro que no entregará los votos del PP al candidato socialista, Salvador Illa, para que luego acabe pactando con el presidente de la Generalitat y candidato a la reelección, Pere Aragonès, o Puigdemont: "No va a ocurrir, aunque me cojan con unas tenazas y me intenten obligar."

"El voto del Partido Popular en política de pactos servirá para que el separatismo salga del gobierno; y si no, nos vamos a la oposición", ha puntualizado.

Además, ha avisado a Illa de lo que le puede pasar: "Si tú te dedicas, y perdonen la expresión, a zascandilear o marranear con el proceso, al final el proceso te va a llevar a la muerte."

Le ha recetado romper con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y con Puigdemont, pero, a su juicio, el socialista no lo va a hacer porque "carece del coraje político necesario".

"Si finalmente gana las elecciones, acabará sometido a un presidente separatista porque ya lo hemos vivido", ha añadido, puesto que ha asegurado que Illa ya ganó unas elecciones y no sirvió para nada.

En referencia a su propuesta para la mejora de financiación, ha defendido una alianza entre Catalunya, Baleares y Comunidad Valenciana.

"Estamos a favor de mejorar la financiación de Catalunya, pero hacerlo de una manera multilateral, con alianzas estratégicas y con un acuerdo entre todos", ha apuntado.

Ha apuntado que son los "nacionalistas" quienes, según él, nunca han sido partidarios de que la Generalitat recaude todos los impuestos, y les ha acusado de preferir el 'peix al cove' (pájaro en mano), expresión que da nombre a la estrategia pujolista de conseguir más competencias autonómicas.