Pilar Alegría

El Gobierno acusa al PP hablar hasta con el apuntador para su investidura

Los populares barajaron la amnistía durante 24 horas tras reunirse con Junts en el mes de agosto y Feijóo aseguró que ve difícil que el exprsidente catalán Carles Puigdemont sea imputado por un delito de terrorismo

La portavoz del Gobierno y ministra de Educación, Formación Profesional y Deportes, Pilar Alegría, ha cargado contra el Partido Popular. Les ha acusado de hablar "hasta con el apuntador" para hacer efectiva la investidura de Alberto Núñez Feijóo después de las elecciones generales del 23 de julio.

De este modo ha acusado a los 'populares' de mentir "a todos los españoles", a sus votantes y a Vox "su único socio". "Desde luego el balance de estos 100 primeros días del Partido Popular no puede ser más demoledor: mentiras, opacidad e hipocresía", ha lanzado.

Así lo ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que se ha celebrado este martes en La Moncloa, al ser cuestionada por las recientes revelaciones que indican que el PP estaría abierto a un indulto condicionado a Puigdemont.

Los populares barajaron la amnistía durante 24 horas tras reunirse con Junts en el mes de agosto y Feijóo aseguró que ve difícil que el expresidente catalán Carles Puigdemont sea imputado por un delito de terrorismo.

Para la portavoz del Gobierno esto demuestra que "la mentira es el único proyecto político del PP" y le ha lanzado otro dardo: "Libertad sí, pero para mentir sin tasa", ha indicado.

De este modo ha señalado que estos días se está conociendo que el PP "habló hasta con el apuntador" para lograr la investidura de Feijóo, que finalmente no prosperó al no lograr la mayoría necesaria. Hacía referencia así a ERC, que este mismo martes desveló que el PP intentó negociar con ellos para lograr una mayoría para la investidura de Feijóo en el Congreso de los Diputados.

La secretaria general del ERC Marta Rovira dijo que el diputado del PP Carlos Floriano se dirigió a la parlamentaria de ERC Teresa Jordá con la intención de hablar para conformar una mayoría pero los republicanos lo rechazaron.

El PP, por el contrario, lo ha desmentido y ha explicado que Floriano nunca entabló negociaciones con ERC y simplemente comentó de manera informal a una parlamentaria republicana que debían dejar gobernar a la fuerza más votada en las generales.