El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Justicia, Félix Bolaños, en un fotomontaje con un STOP

El Gobierno para los pies a Junts y ERC: no actuará contra García Castellón

Félix Bolaños pone freno a la guerra entre los políticos y la judicatura

El ministro de Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes ha defendido el rigor, la independencia y la imparcialidad de los jueces en España, ante las críticas de ERC y Junts al juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso 'Tsunami Democràtic', Manuel García Castellón. Además rechaza actuar contra él tal como le han pedido las formaciones independentistas.

"Usted planteaba alguna cuestión que no es competencia del Ministerio de Justicia y, por tanto, simple y llanamente, lo que usted me requería no es posible hacerlo", ha indicado Bolaños en la Comisión Constitucional del Congreso a la portavoz de Junts, Marta Madrenas.

Junts ha pedido a Bolaños que abra una investigación sobre las "mentiras" que el magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha confesado que esgrimió ante Francia para obtener información sobre ETA cuando ejercía como juez de enlace con el país vecino, unos hechos sobre los que también ERC le ha exigido que "actúe".

García Castellón admitió durante un foro organizado por 'La Región de Ourense' el pasado mes de octubre, que cuando era juez de enlace del Gobierno de José María Aznar mintió a otros jueces franceses para que le dieran información sobre ETA.

El ministro responde que como titular de Justicia no opina ni hace valoraciones sobre magistrados concretos pero ha expresado su confianza "en general" respecto a la imparcialidad, el rigor y la independencia de los jueces.

Pide a Junts que respete a la judicatura

Además, ha pedido a la portavoz de Junts que haga "lo mismo" y le ha advertido de que opinar sobre el trabajo de un juez en sede parlamentaria "puede ser ofensivo para la judicatura española".

Finalmente, ha señalado que el Estado de derecho tiene herramientas para actuar cuando se discrepa de una decisión de un juez y se pueden recurrir sus decisiones ante órganos judiciales superiores. "Por tanto, nuestro Estado de Derecho funciona", ha subrayado.

La respuesta de Bolaños no ha satisfecho a los partidos independentistas catalanes. Madrenas le ha recriminado que no quiera "ofender" a los jueces y ha remarcado que, a su juicio, quien se puede sentir "ofendida" es la ciudadanía cuando observa que "existen personajes" como García Castellón y que el Gobierno o quien "tiene la potestad" de actuar contra él, no la ejerce. "Lo que ofende, precisamente, es pensar que puede haber personas intocables", ha añadido.

El diputado de ERC ha dicho entender que Bolaños "tiene que desempeñar su papel" pero le ha puntualizado que "hablar de un magistrado" no es faltarle al respeto. "Sinceramente la falta de respeto al Estado la ha cometido un magistrado que alardea públicamente de haber mentido al Estado amigo. Ya sé que usted no puede opinar sobre ello, pero yo sí", ha remachado.

En su último turno, el ministro ha insistido en que no puede "permitir referencias personales u ofensas personales a ningún juez". "Nuestro Estado de Derecho es un Estado de Derecho ejemplar y pleno y tiene herramientas, por supuesto, para discutir resoluciones judiciales. De eso no me voy a mover como ministro de Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes", ha zanjado.