Varias personas sujetan una pancarta en la que se lee: 'Pagesia i terres de Lleida les grans oblidades del Govern' (Campesinado y tierras de Lleida las grandes olvidadas del Gobierno) durante una marcha lenta de vehículos en defensa del sector de la fruta dulce de las Terres de l’Ebre, a 24 de mayo de 2022, en Barcelona

El Govern recurre a los Presupuestos para frenar las protestas de los agricultores

"El sector sabe que nos tiene a su lado y que el reto es mayúsculo"

El Govern está intentando frenar las protestas de los agricultores con una inyección de dinero en las próximas cuentas catalanas. El conseller de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat, David Mascort, ha afirmando que las ayudas al sector primario previstas en los Presupuestos de 2024 marcan la "diferencia" respecto a las partidas de su departamento en años anteriores.

"El sector sabe que nos tiene a su lado y que el reto es mayúsculo", ha defendido durante su comparecencia ante la Comisión parlamentaria de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural para presentar el presupuesto de su departamento.

Ha destacado que este año dedicarán 94 millones de euros a las ayudas --de los cuales 62 millones serán para herbáceos y la horticultura--, que se sumarán a los 168 millones ya destinados.

Ha erigido al sector agroalimentario como el que más está sufriendo los efectos del cambio climático y ha alertado que, ante el conjunto de retos que afronta, "no valen nunca las soluciones rápidas ni individuales".

Ha atribuido la situación del sector a cambios en los modelos de producción y comercialización, a las transformaciones sociales y la "competencia desleal" de productos de terceros países, que, en sus palabras no cumplen las mismas condiciones que los de aquí.

El conjunto de los departamentos de la Generalitat dedicarán 572 millones de euros al sector agroalimentario, del total de 43.672 millones con los que el Ejecutivo catalán ha dotado las cuentas, un "gasto récord".

Menos dinero para la Conselleria de Acción Climática

La Conselleria de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural tendrá un 9,3% menos de recursos que el año anterior, una disminución que Mascort ha atribuido al descenso de los fondos europeos, mientras que ha destacado que la Generalitat aporta un 4,8% más de recursos.

Aumentará su personal en 357 personas por el despliegue de los servicios territoriales del departamento y los "nuevos requerimientos normativos" que inciden en sus competencias.

Garantizar la supervivencia del sector

Mascort ha abogado por destinar más recursos a incentivar la contratación de los seguros agrarios sin que les suponga un aumento de los costes: ha dicho que, sin esta herramienta, "sería mucho más difícil" la supervivencia del sector, a pesar de convenir en que no es perfecta.

Así, ha explicado que "de entrada" la Conselleria invertirá 15,5 millones de euros a esta área y a la reconversión del viñedo, el total de lo que le dedicó en 2023, que según Mascort supuso una inversión más grande que nunca.

También 72 millones en la mejora y la modernización del regadío, unas infraestructuras que ve claves para el avance del sector: ha asignado 30 millones a los proyectos del área Segarra-Garrigues y seis en el Canal Xerta-Sènia.

La opinión de los otros grupos parlamentarios

La diputada del PSC, Rosa Maria Ibarra, ha convenido en que el sector agrícola afronta "un momento especialmente complicado" y ha advertido de las consecuencias de ejecutar tarde el presupuesto y, especialmente, las ayudas.

El diputado de Junts, Joaquim Calatayud, ha condenado la concentración de una veintena de tractores ante el domicilio de Mascort en Vilablareix (Girona), mientras que su compañero de grupo Salvador Vergés ha expresado su apoyo "al 100%" a la plataforma Revolta Pagesa.

Y Dani Cornellà (CUP) ve el acuerdo alcanzado con los agricultores como de "mínimos", si bien ha sostenido que celebran el entendimiento, y ha pedido a la Generalitat en que exija al Gobierno el cumplimiento de la Ley de la cadena alimentaria.

Desde Vox, el diputado Antonio Ramón López ha tachado de insuficiente la partida destinada al sector agroalimentario y ha criticado la normativa climática, que a su juicio "asfixia" al campo.

La diputada de Cs, Marina Bravo, ha augurado que los Presupuestos recibirán el apoyo del Parlament y ha dicho que los socialistas no avalarán las cuentas porque sean buenas, sino para "pagar deudas pasadas".

Desde el grupo mixto, Daniel Serrano ha considerado que las ayudas del Govern a la agricultura y la ganadería "no están a la altura de la gravedad de la situación" y ha augurado que el futuro --textualmente-- no es mucho más esperanzador que el panorama actual.

El diputado de los comuns, Enric Bárcena, ha reprochado a la Generalitat que no renuncie al proyecto del Hard Rock mientras los agricultores "se esfuerzan por cobrar un año después las ayudas de este Govern" y ha asegurado que el Ejecutivo catalán solo reacciona cuando se le amenaza.

Desde ERC, Eugeni Villabí ha valorado que los Presupuestos "consolidan la apuesta del Govern para la transformación verde" y ha destacado la inversión en sequía, transición energética y en abordar los efectos del cambio climático.