Carles Puigdemont con una imagen de Cataluña

¿Ha llegado el final de Puigdemont? El president que nunca ganó unas elecciones

La candidatura Junts+ ha obtenido 35 diputados y ha perdido la batalla

¿Ha llegado el final de Puigdemont? El candidato de Junts+ a las elecciones al Parlament, Carles Puigdemont, ha perdido este domingo las elecciones ante el cabeza de lista del PSC, Salvador Illa, y el resultado puede provocar su adiós a la política activa si no hay repetición electoral y no gobierna él. Podrían ser los últimos días en política del ex alcalde de Girona, el president que nunca ha ganado unas elecciones. 

Mejora los resultados de hace tres años y medio, con el 100% de las papeletas escrutadas, pero no consigue el 'sorpasso' al candidato socialista gracias a lo que se había bautizado como 'efecto Puigdemont'.

La candidatura Junts+ ha obtenido 35 diputados, 3 más que en febrero de 2021, pero se han quedado lejos de los 42 del PSC.

Aunque la suma de socialistas y Junts+ sí superaría la mayoría absoluta, Puigdemont descartó desde el inicio de la campaña pactar con Illa, y su compromiso pasaba por rehacer la unidad independentista con ERC y la CUP.

Esa unidad está mermada tras una legislatura llena de reproches entre ambas partes y en la que Junts acabó saliendo del Govern de Pere Aragonès por considerar que había incumplido el acuerdo de legislatura.

Sin embargo, este mismo domingo, Puigdemont ha emplazado a los republicanos a rehacer puentes para forjar "un Govern sólido de obediencia netamente catalana" pese a que la suma de ambos se queda en los 55 escaños, a 12 de la mayoría absoluta.

Durante la campaña había apuntado la posibilidad de, si el independentismo no sumara mayoría absoluta, intentar formar un Govern con mayoría simple pero "muy cohesionado y fuerte".

¿Habrá un tripartito?

Frente a ello, los que sí sumarían 68 escaños son PSC, ERC y Comuns, un escenario que Puigdemont había vaticinado porque consideraba que era la prioridad del presidente de la Generalitat y candidato de ERC a la reelección, Pere Aragonès.

Durante la campaña, Aragonès no ha sido del todo explícito en relación a su política de pactos, esgrimiendo que lo importante es hablar del qué y no del quién, aunque su número dos, Laura Vilagrà, sí rechazó pactar con Illa en una entrevista de Europa Press.

Este mismo domingo, Aragonès ya ha avanzado que trabajarán "en la oposición" tras unos resultados que ha calificado de muy malos.

El resultado electoral también depara otras posibles consecuencias relacionadas con el futuro político de Puigdemont, ya que fue él mismo quien anunció que, si no era presidente, rechazaba quedarse como líder de la oposición en el Parlament.

Así, el escenario más probable tras este domingo, si no hay repetición electoral, es que Puigdemont abandone la política activa y ejerza como expresidente de la Generalitat, como sus predecesores en el cargo.

Pese a todo, lo que no queda alterado en principio es su compromiso de volver a Catalunya en el primer pleno de investidura que se celebre en la Cámara, aunque perdería fuelle el impacto de su regreso si lo hace sin haber conseguido la presidencia de la Generalitat.