El líder de VOX, Santiago Abascal (i), y el secretario general y candidato de VOX a las elecciones catalanas del 12 de mayo, Ignacio Garriga (d), durante un mitin de VOX

Ignacio Garriga quiere acabar con ''la inmigración ilegal'' que incide en la seguridad

El candidato de Vox al 12M prioriza las ayudas públicas a españoles antes que a inmigrantes

El candidato de Vox a las elecciones catalanas, Ignacio Garriga, ha dicho este martes que quiere acabar con "la inmigración ilegal que está cambiando la identidad y la seguridad" de los barrios.

Lo ha dicho en un acto junto a los números dos y cinco por Barcelona, María García y Mónica Lora, en Mataró (Barcelona), en cuyo Ayuntamiento el partido tiene cuatro concejales. Garriga ha presentado el programa de seguridad de Vox, que promete acabar con el "efecto llamada" de inmigrantes, que está promovido por las ayudas sociales y pisos de protección que reciben, ha dicho.

"No habrá ni un piso, ni un paquete, para una persona que acaba de llegar en situación irregular, mientras haya un español o un catalán o una familia que tenga dificultad para llegar a final de mes", ha añadido. Según Garriga, Vox aspira a recuperar los "servicios públicos que han destrozado el separatismo y el socialismo".

Garriga ha posicionado a su partido como "la resistencia" que está dando voz a una mayoría silenciosa que respeta la Constitución. Ha criticado que algunas entidades no les dejan participar en los debates electorales: ¿Por qué tienen miedo de que Vox esté dando voz a los planteamientos que coinciden con todos vosotros?

Lora ha asegurado que la comarca del Maresme (Barcelona) "se ha convertido en la zona 0 de la delincuencia", donde crecen las mafias que se dedican a ocupar viviendas y traficar con drogas.

"No tenemos miedo a pedir la expulsión de los inmigrantes delincuentes, sobre todo de aquellos que hacen del delito su estilo de vida", ha señalado, y ha incluido a los menores de edad.

García ha abogado por mejores servicios en educación y sanidad y ha criticado a los partidos que gobiernan: "Venden el futuro de nuestros hijos a traidores y a cobardes".

Para García, un 40% de las ayudas de vivienda van para inmigrantes, y ha reclamado que se priorice a niños catalanes en riesgo de exclusión social y a personas mayores.