El expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont

El independentismo pierde casi un millón de votos respecto a las europeas de 2019

Los partidos procesistas no han conseguido convencer en estas elecciones

El independentismo (la suma de Junts y ERC-Ara Repúbliques) ha obtenido en las elecciones europeas de este domingo un total de 785.013 votos (32,84%), lo que supone un descenso de 923.383 votos respecto a hace cinco años, ya que en 2019 lograron 1.708.395 (49,84%)

Junts ha obtenido este domingo 430.830 votos en Catalunya, un 18,02%, frente a los 981.357 votos de 2019, un 28,63%, y así pasa de la primera a la segunda posición en estos comicios.

ERC-Ara Repúbliques ha tenido 354.164 votos, un 14,82%, mientras que hace cinco años registró 727.039 votos, un 21,21%.

Junts pierde la primera plaza

Junts ha perdido en las elecciones europeas celebradas este domingo la primera posición que obtuvo en 2019 en Catalunya, al lograr 430.830 votos, un 18,02%, frente a los 981.357 votos registrados en 2019, cuando tuvo un 28,63%.

En 2019, con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont como cabeza de lista, Junts quedó en primera posición en Catalunya con 981.357 votos (28,63%), seguida de PSC (756.231 votos, un 22,06%), ERC-Ara Repúbliques (727.039 votos, un 21,21%), Cs (295.435, un 8,61%), Cec-Podemos (288.393 votos, un 8,41%), PP (176.752 votos, un 5,15%) y Vox (68.286, un 1,99%).

En el conjunto de España, Junts quedó en cuarta posición con un total de 1.018.435 votos (4,54%), lo que le valió dos escaños ocupados por Carles Puigdemont y Toni Comín.

Estos dos escaños se ampliaron a tres cuando la formalización del Brexit obligó a redistribuir los votos y permitió a Clara Ponsatí entrar en la Eurocámara; los tres se habían instalado en Bruselas tras el proceso judicial abierto tras el 1-O.

En esta ocasión, la lista de Junts ha estado encabezada por Toni Comín, neus Torbisco y Aleix Sarri.

Los republicanos se mantienen como tercera fuerza

ERC-Ara Repúbliques se mantiene como tercera fuerza en Catalunya en las elecciones europeas de este domingo al obtener el 14,82% de los votos y seguirá teniendo 3 eurodiputados, aunque ha logrado 372.838 apoyos menos que en 2019, casi la mitad de los obtuvo entonces.

En 2019, la coalición liderada por los republicanos quedó tercera en Catalunya con 727.039 votos (21,21%), por detrás de Junts (981.357 votos, un 28,63%) y PSC (756.231 votos, un 22,06%), y por delante de Cs (295.435, un 8,61%), Cec-Podemos (288.393 votos, un 8,41%), PP (176.752 votos, un 5,15%) y Vox (68.286, un 1,99%).

En el conjunto de España, ERC-Ara Repúbliques quedó en cuarta posición al lograr 1.252.139 apoyos (5,58%), y este domingo se ha mantenido en la cuarta plaza con 856.306 votos (4,91% y 0,67 puntos porcentuales menos).

ERC-Ara Repúbliques no ha ganado en ninguna de las cuatro provincias catalanas (el PSC ha vencido en Barcelona y Tarragona, mientras que Junts lo ha hecho en Girona y Lleida) y tampoco lo ha hecho en ninguna capital de provincia.

Tomás Molina se queda fuera

En estas elecciones, ERC ha repetido la fórmula de coalición Ahora Repúblicas junto a EH Bildu y BNG, aunque en esta ocasión también había sumado a los baleares Ara Més.

La eurodiputada republicana Diana Riba ha repetido como cabeza de lista de la coalición, y volverá a la Eurocámara acompañada de Pernando Barrena (EH Bildu) y Ana Miranda (BNG).

Sin embargo, el meteorólogo catalán, que iba cuarto en la lista, no ha logrado representación como europarlamentario.