Tribunal Superior de Justicia - Ayuso

El juez busca saber quién filtró los datos sobre el novio de Ayuso

Este movimiento judicial surge tras la admisión a trámite de la querella presentada por Alberto González Amador

El magistrado instructor de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha dado un paso decisivo en la investigación sobre la querella presentada por Alberto González Amador, pareja de Isabel Díaz Ayuso, contra la presunta revelación de secretos. La admisión a trámite de esta querella el 7 de mayo por parte de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal marcó el inicio de las diligencias previas, encaminadas a esclarecer los hechos en cuestión.

El foco de la instrucción parece dirigirse hacia el fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz. El juez ha requerido a la Fiscalía Provincial que proporcione detalles sobre el comunicado de prensa que fundamenta la acusación, solicitando información específica sobre las personas involucradas en su redacción y aprobación, con una clara referencia al máximo responsable de la carrera fiscal, es decir, el fiscal general del Estado.

Este movimiento judicial surge tras la admisión a trámite de la querella presentada por González Amador, quien busca determinar si hubo un exceso en el ejercicio del derecho a la información por parte del Ministerio Público y si se han vulnerado sus derechos constitucionales. La controversia gira en torno a un comunicado de prensa de la Fiscalía Provincial de Madrid que informó sobre negociaciones relacionadas con una investigación fiscal contra González Amador, consideradas atípicas por los magistrados.

El caso podría llegar al Tribunal Supremo, ya que el fiscal general del Estado ha asumido la responsabilidad del comunicado de prensa, siendo esta instancia la única competente para investigarle, según ha informado El Confidencial. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid advierte que la admisión de la querella no implica una imputación anticipada, sino que busca esclarecer los hechos para determinar su calificación legal.

La polémica se intensifica con la revelación de documentos y correos electrónicos relacionados con la investigación, lo que ha dado lugar a múltiples querellas, incluida la de la pareja de Díaz Ayuso. La Fiscalía General del Estado sostiene que el comunicado de prensa en cuestión no constituyó una revelación de secretos, sino una aclaración de información previamente divulgada.

En este complejo entramado judicial, se espera que las diligencias previas arrojen luz sobre las circunstancias que rodean el caso, buscando salvaguardar tanto los derechos del querellante como el correcto ejercicio de la función pública por parte de la Fiscalía.