Junqueras, en un acto de Esquerra

Junqueras, sobre la amnistía: ''No es el punto final de nada, sino el principio''

El presidente de Esquerra Republicana es una de las figuras políticas que ha hablado este 30 de mayo

El presidente de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Oriol Junqueras, ha afirmado que la aprobación de la Ley de Amnistía prevista para este jueves 30 de mayo en el Pleno del Congreso de los Diputados no es "el final de nada, sino el principio de una lucha en igualdad de condiciones para hacer posible un referéndum".

Lo ha dicho en declaraciones a TV3 en el momento en el que iba a acceder al edificio de la Cámara Baja, donde ha augurado que cuando se apruebe la ley "la ultraderecha política, judicial y mediática española seguro que pondrá tantos palos en las ruedas como puedan" a su aplicación.

Por ello, ha insistido en que tras la votación de la amnistía no termina nada, ya que tendrán que "seguir trabajando en todos los campos, en todos los ámbitos, junto a todos, para que esta ley se implemente".

De hecho, el líder de ERC (y exvicepresidente de la Generalitat) sería uno de los beneficiados: Junqueras fue condenado a  13 años de prisión y 13 de inhabilitación absoluta. Salió de la cárcel en junio de 2021, tras ser indultado.

La votación

Para que se apruebe la ley se necesita mayoría absoluta (al menos 176 diputados) para levantar el veto del Senado. Si no hay sorpresas, la norma podría estar en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el viernes 31 o el sábado 1 de junio para su entrada en vigor.

Esta "Ley Orgánica de amnistía para la normalización institucional, política y social en Cataluña" nació de los pactos que el PSOE selló con ERC y Junts a cambio del apoyo de los independentistas a la investidura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Su objetivo es amnistiar a todos los implicados en movilizaciones soberanistas e independentistas desde el 1 de noviembre de 2011, cuando aún gobernaba el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero, hasta el 13 de noviembre de 2023. Comprende tanto a los condenados por la consulta del 9 de noviembre de 2014 como los del referéndum independentista de 2017, así como el archivo de las investigaciones abiertas por los disturbios posteriores contra la sentencia del Tribunal Supremo.