Lluís Llach, en archivo

Lluís Llach promete a la ANC ''comunicación bidireccional'' entre dirigentes y bases

Ha asegurado que tienen ganas de implicarse en la sociedad al máximo y con el objetivo único de la independencia

El recién nombrado presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Lluís Llach, ha prometido este sábado "comunicación bidireccional" entre dirigentes y bases, a las que ha prometido vehicular sus objetivos.

Lo ha declarado a los periodistas tras su elección junto a los otros tres nuevos cargos orgánicos del renovado Secretariado Nacional: la vicepresidenta, Nohemí Zafra; la secretaria, Sílvia Ventura, y el tesorero, Jaume Valls.

Llach se ha comprometido a que las directrices del Secretariado estén "absolutamente justificadas" ante las bases, aunque ha asegurado que quiere una presidencia no presidencialista, sino colegiada, y que vehicule los objetivos de las bases.

"La Assemblea no se para", ha advertido, y ha asegurado que tienen ganas de implicarse en la sociedad al máximo y con el objetivo único de la independencia. "Queremos practicar la desobediencia civil, queremos practicar la confrontación con el Estado", ha añadido.

Además, se ha referido a la aplicación de la recién aprobada ley de amnistía: "No admitimos las amnistías si no son para toda la gente".

Llach también se implicará en luchas sociales y con colectivos en dificultades, empezando por unirse a la gran protesta de la agricultura prevista para el lunes, con el fin de "apoyar a los agricultores en sus problemas".

El nuevo presidente de la ANC ha provocado un momento humorístico cuando ha anunciado que irá a esa protesta: "Y me voy como presidente de la Genera... De la Generalitat no todavía", ha dicho sonriendo y corrigiéndose rápidamente.

Llach ha respondido por qué la elección de cargos orgánicos ha costado tanto, hasta el punto de ser necesario retomar este sábado las votaciones que no se pudieron acabar el sábado pasado: "Somos gente muy diversa".

Ha asegurado textualmente que no le asusta que costara tanto alcanzar el consenso, porque dice que llega con ideas nuevas y con el objetivo de unir voluntades con todos los miembros de la ANC: "Casi me honra que haya sido tan discutido".

La nueva vicepresidenta, Nohemí Zafra, ha insistido en estar al lado de los socios y simpatizantes, de manera que el trabajo de la dirección implicará "mejorar la comunicación, escuchar, sobre todo, mucho las necesidades" de las bases, con más comunicación bidireccional. "Y hacer mención a las personas exiliadas y represaliadas, que estaremos a su lado", ha añadido.