Debate de las europeas

La migración enciende un debate de las europeas monopolizado por la política nacional

PSOE, Sumar y Podemos han criticado duramente el lenguaje "racista y xenófobo" del cabeza de lista de Vox

Las candidatas a las elecciones europeas del PSOE, Sumar y Podemos han criticado duramente el lenguaje "racista y xenófobo" del cabeza de lista de Vox, Jorge Buxadé, quien ha insistido en más de una ocasión en vincular la migración ilegal con criminalidad.

Por su parte, PP y Ciudadanos han incidido en asegurar unas "fronteras más seguras" y una inmigración legal y ordenada. En el bloque de migración en el debate de RTVE para las elecciones europeas, la candidata de Sumar, Estrella Galán, quien fue ex directora general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), ha lamentado el pacto migratorio aprobado en Europa que, a su juicio, "agrava la tragedia humana, y ha reprochado a Buxadé "sus mentiras y odios" contra las personas migrantes, "con esloganes que rompen la convivencia".

El cabeza de lista de Vox ha tirado de las subvenciones que recibió el CEAR, unos 96 millones de euros que, según ha dicho, "no han ido a ayudar" pues se ha destinado el 50% en salarios. Además, ha vuelto a vincular la inmigración ilegal con la criminalidad, momento en el que Irene Montero (Podemos) le ha calificado de racista. "Vulnera los derechos humanos", ha afeado al dirigente del partido de Santiago Abascal.

En otro punto, Ribera ha compartido las palabras de Montero al señalar que "no es admisible el tono xenófobo y racista" de Vox durante el debate. "No es admisible trabajar sobre la base del odio y levantamiento de muros", ha sentenciado la vicepresidenta, para después defender el pacto migratorio y el principio de solidaridad, también en Andalucía y Canarias, dos comunidades que "no deben asumir por si solas" la llegada de migrantes.

Ahí ha reprochado a Dolors Montserrat que el resto de las CCAA del PP no ayuden a estas dos regiones. Al hilo, la candidatas 'popular' ha defendido que Europa "necesita tener unas fronteras más seguras", recalcando la lucha contra las mafias y con el foco a "una inmigración legal, ordenada, vinculada a un empleo y, sobre todo, integrada, que defiende los valores europeos". La candidata del PSOE también ha recriminado a la 'popular' que "copie" a Vox en este asunto "también en las palabras y en los hechos".

Montserrat también ha pedido a la candidata del PSOE que apoye a de las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del Estado, mientras que Ribera le ha exigido al PP una disculpa después de que, a juicio de la vicepresidenta, Alberto Núñez Feijóo "cuestionara" el informe de la UCO en la investigación del caso que afecta Begoña Gómez durante una entrevista radiofónica.

Inmigrantes en Galapagar

Mientras tanto, Irene Montero ha cargado contra el pacto europeo por la migración, insistiendo en su derogación, para criticar después de que lo que sobra en Europa son "los fondos buitres, especuladores y las grandes corporaciones extranjeras que no saben ni donde está España".

En otro punto, Jordi Cañas, de Ciudadanos, ha reprochado esta visión, insistiendo que "este país (España) no puede acoger a todo el mundo", incluso ha reprochado que ver la situación de la migración "cuando vive en Galapagar" --en referencia a la vivienda de Montero-- es "diferente" a cuando se está en un barrio obrero.

Al respecto, la candidata de Ahora Repúblicas, Diana Riba, ha afeado las palabras de Cañas al ironizar que El Born de Barcelona sea un barrio trabajador, a lo que el representante de Ciudadanos le ha espetado: "Tengo yo más migrantes en la puerta de mi casa que tú en la tuya, seguro".

ERC contra Junts

No ha sido el único choque del bloque que ha protagonizado la candidata de Ahora Repúblicas. Riba ha afeado que la Unión Europea "regale 400 millones" a países como Marruecos o Mauritania para que hagan ellos las vulneraciones de DDHH. Así, ha metido en el mismo saco a PP y Vox con Junts+, señalando que también defiende seleccionar migrantes.

Dicho esto, Aleix Sarri de Junts+ ha exigido una rectificación y unas disculpas, al tiempo que ha subrayado después que Cataluña debe poder controlar la migración como hacen otros estados de la Unión Europea.

"Al Govern catalán parece que le da miedo tener estas competencias. Somos independentistas y queremos que todas las competencias sean gestionadas por y desde Cataluña", ha zanjado.