El presidente de Argentina, Javier Milei, interviene durante el acto ‘Viva 24’ de VOX

Milei llama ''corrupta'' a la mujer de Sánchez y abre una crisis diplomática

Lo ha hecho en un evento organizado por Vox en Madrid

Javier Milei, presidente de Argentina, ha abierto una crisis diplomática con España durante su visita a Madrid. En un evento organizado por Vox, Milei arremetió contra el socialismo, calificándolo de "maldito y cancerígeno", y lanzó fuertes críticas contra el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, a quien acusó de ensuciarse y tomarse cinco días para pensar si dejaba el poder. 

Las palabras de Milei no pasaron desapercibidas en el ámbito político español, provocando una rápida reacción por parte del PSOE, que exigió al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, que condenara de manera "clara y contundente" las declaraciones del mandatario argentino. Además, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, hizo un llamado a los empresarios para que "vuelvan a defender la democracia" tras su encuentro con Milei.

El clima de tensión se agudizó aún más con la manifestación en Madrid en contra de Milei y el "cónclave fascista" de Vox, donde unas 200 personas expresaron su repudio hacia el evento y las ideas que representa el presidente argentino. Estos eventos han llevado a un punto crítico las relaciones entre Argentina y España, generando preocupación por el impacto que pueda tener en el ámbito diplomático y económico.

La situación se complica con la denuncia interpuesta contra Milei por el presunto uso de fondos públicos con "fines privados" para su viaje a España, lo que añade más tensión a la crisis en curso. Mientras tanto, en Argentina, las repercusiones de las declaraciones de Milei también han sido objeto de debate, alimentando las divisiones políticas y sociales en el país.

En medio de este contexto tenso, las autoridades de ambos países se ven en la difícil tarea de gestionar la crisis y evitar que escalen las tensiones. Sin embargo, con posturas tan polarizadas y declaraciones incendiarias, el camino hacia una resolución pacífica parece cada vez más complicado.