ERC adiós

Militantes de ERC piden ''la dimisión de toda la dirección del partido''

El Colectivo Primer d'Octubre ha sido muy crítico tras los malos resultados electorales

El Colectivo Primer d'Octubre, conformado por miembros destacados de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), ha alzado su voz exigiendo un cambio radical en la dirección del partido.

En un comunicado contundente publicado este pasado lunes, han solicitado la dimisión en bloque de la cúpula actual, atribuyendo los recientes resultados electorales, a los que califican de "fracaso", no tanto a las políticas del gobierno sino a lo que consideran una estrategia equivocada seguida hasta ahora.

Sus críticas no se limitan a la esfera interna del partido. El Colectivo propone una profunda introspección dentro de ERC, abogando por un retorno a los principios que condujeron al movimiento independentista durante el apogeo del 2017.

Para ellos, la independencia debe ser el objetivo central de toda política partidaria. Además, instan a la unidad estratégica del independentismo y a una redefinición de la postura política en Madrid, acusando a la actual estrategia de servir para "blanquear" al Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

El llamado del Colectivo no se limita a la élite partidaria, sino que se extiende a la base militante. Apelan a la unión de fuerzas para gestar una alternativa a la dirección actual, desencadenando un debate sobre la reorientación estratégica de ERC.

Además, invitan a aquellos que han abandonado el partido debido a la gestión actual a reintegrarse, con la esperanza de reposicionar a ERC en el corazón del movimiento independentista.

Estas declaraciones, que emergen en un contexto de creciente descontento interno y desafíos externos, podrían marcar un punto de inflexión en la trayectoria política de ERC.

Por lo pronto, la primera víctima política de los malos resultados ha sido Pere Aragonès, que anunció que no recogería su acto de diputado y dejaría la primera línea política, pero que no abandonaría la militancia de ERC. 

Tal y como explica el Colectivo, "en las pasadas elecciones municipales, ERC perdió la confianza de 300.000 votantes y en las elecciones al Parlamento Español han dejado de votarnos 400.000 ciudadanos. Ahora, nuevamente, ERC ha vuelto a perder la confianza de casi 200.000 ciudadanos y la pérdida de más de una tercera parte de nuestros diputados en el Parlament de Cataluña", por lo que llevar a cabo algún cambio para no perder más votos se antoja como algo imprescindible.