Parlament de Catalunya

El Parlament inicia su XV legislatura sin saber quién la presidirá

El pleno empezará a las 16 horas para elegir al presidente y al resto de cargos de la Mesa

El Parlament de Catalunya dará este lunes el pistoletazo de salida a su XV legislatura, aún con la incógnita de quién asumirá la Presidencia y quiénes configurarán la Mesa de la Cámara catalana, que tendrán en sus manos designar al candidato que se presentará en primer lugar a una investidura: el candidato socialista, Salvador Illa, o bien el de Junts+, Carles Puigdemont.

La sesión constitutiva empezará a las 16 horas con los 135 diputados electos surgidos de las elecciones del 12 de mayo. En un escenario en el que socialistas e independentistas compiten para hacerse con el control de la Mesa del Parlament, los diputados elegirán a los siete cargos de este órgano: la Presidencia, las dos vicepresidencias y las cuatro secretarías.

El diputado que esté al frente del Parlament tendrá diez días hábiles a partir del lunes para proponer un candidato, hasta el 25 de junio.

Los posibles escenarios

La opción más viable para el PSC sería formar una coalición con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y los Comuns. Esta alianza permitiría a Salvador Illa, líder del PSC, sumar los 68 escaños necesarios para obtener la mayoría en el Parlamento catalán. Esta estrategia no solo facilitaría la gobernabilidad, sino que también alejaría la influencia de la alianza independentista, marcando una nueva etapa en la política catalana. Sin embargo, ERC ya dejó claro que permanecería en la oposición, por lo que esta vía se ha complicado. 

Una alternativa menos probable sería un acuerdo entre el PSC y Junts per Catalunya (Junts). Este pacto permitiría a Illa asumir la presidencia, aunque las diferencias ideológicas entre ambos partidos hacen que esta opción sea difícil de concretar. La historia reciente de tensiones y desacuerdos complica aún más la posibilidad de una colaboración efectiva.

Otro posible pero remoto desenlace es la vuelta de Carles Puigdemont a la presidencia de la Generalitat. Este escenario se materializaría solo si el PSC decide abstenerse y ERC brinda su apoyo a Puigdemont, a cambio de concesiones importantes, como el respaldo de ERC para mantener a Pedro Sánchez en la Moncloa. Aunque este acuerdo parece improbable, no se puede descartar completamente dada la volatilidad del panorama político actual.

Las encuestas dan la victoria a Salvador Illa
Illa con el apoyo de ERC y los comunes sería una opción posible para formar el nuevo Govern | Europa Press, Esquerra Republicana, Comuns Sumar, Canva Pro

Voto telemático

Una de las incógnitas será si la llamada Mesa de Edad, que presidirá la sesión constitutiva del nuevo Parlament, acepta o rechaza las peticiones de votos telemáticos y delegados después de que el Tribunal Constitucional (TC) haya acordado anular el voto telemático del diputado y exconseller residente en el extranjero Lluís Puig al estimar un recurso de amparo que presentó el PSC-Units contra los acuerdos de la Mesa que permitieron el voto del diputado de Junts.

La sesión, que se alarga habitualmente entre dos y tres horas, es presidida inicialmente por el diputado de más edad, asistido por los dos más jóvenes en calidad de secretarios, por lo que se prevé que Agustí Colomines (Junts+), de 66 años, sea el presidente y Júlia Calvet (Vox), de 23, y Mar Besses (ERC), de 25, sean las secretarias.

Conformarán así la llamada Mesa de Edad tres miembros que se estrenan como diputados en esta legislatura y se encargarán de leer por orden alfabético los nombres de los integrantes de la Cámara para que emitan su voto.

Las bancadas

El pleno constituyente llega después de 20 días hábiles tras los comicios, agotando el plazo establecido por la ley, y contará por primera vez con los diputados de la nueva legislatura, que ocuparán los escaños con la distribución acordada por la Mesa de la Diputación Permanente, pero que será provisional a falta de que la nueva Mesa y Junta de Portavoces establezcan la definitiva.

De los 135 diputados del nuevo Parlament, 42 serán del PSC, 35 de Junts+, 20 de ERC, 15 del PP, 11 de Vox, 6 de los Comuns, 4 de la CUP y 2 de Aliança Catalana.

Después de dicha sesión, los grupos parlamentarios tendrán ocho días hábiles para constituirse, en un momento en el que aún se desconoce si los 4 diputados cupaires tendrán que compartir grupo mixto con los de Sílvia Orriols, ante la posibilidad de que alguna formación les ceda un escaño para poder tener grupo propio.

Votaciones

En primer lugar, el pleno tendrá que escoger a los siete miembros de la Mesa, en tres rondas de votaciones que se harán mediante papeletas que los diputados depositarán en una urna.

La primera será para elegir al nuevo presidente, que necesitará el apoyo de un mínimo de 68 diputados de los 135 totales y, en el caso de que ningún candidato alcance esta mayoría, se repetirá la votación entre los dos más votados y se nombrará al que obtenga más votos.

En el escenario de un empate en la elección de la Presidencia, vicepresidencias o secretarías, se deberá repetir la elección. Si pasadas cuatro votaciones la paridad persiste, se considerará elegido el candidato del grupo parlamentario con más diputados.

Traspaso entre presidentes

Acabadas las votaciones, los nuevos siete miembros de la Mesa se pondrán las medallas de honor del Parlament y el presidente se dirigirá a la Cámara.

Si se elige un presidente diferente al de la legislatura actual, es tradición que el anterior haga entrega de la carta que el último presidente del Parlament en el exilio, Francesc Farreras, envió desde México el 1980.

El presidente de la Cámara catalana es la segunda autoridad de Cataluña y entre sus funciones se encuentran las de establecer y mantener el orden en las discusiones, dirigir los debates y cumplir y hacer cumplir el reglamento.