Patxi López interviene desde la tribuna del Congreso

Patxi López descarta que tras la amnistía se celebre un referéndum

El portavoz del PSOE se ha mostrado convencido que la amnistía se aplicará

El portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, ha rechazado que su partido vaya a apoyar un referéndum de autodeterminación en Cataluña y se ha mostrado "convencido" de que los jueces aplicarán la Ley de Amnistía, que este jueves 30 de mayo está previsto aprobarse en el Congreso de los Diputados.

López ha hecho estas declaraciones antes de acceder a la Cámara Baja, en las que también ha sostenido que con la aprobación de la ley se abrirá "un nuevo tiempo, un tiempo distinto, un tiempo de suma y no de división" y ha insistido en que el PSOE no avalará un referéndum de independencia que, a su juicio, lo que supone es la fractura y la división de España.

También ha apuntado que con la intervención del diputado socialista en el Congreso Artemi Rallo buscan dotar de "un carácter más jurídico" a la aprobación de la amnistía ante el veto impuesto en el Senado por parte del PP.

El CGPJ, en contra

El panorama, sin embargo, no parece positivo para los amnistiados, con la cúpula del poder judicial clamando en contra de la misma. El pasado lunes 20 de mayo todos los jueces españoles recibieron a través de su correo corporativo una guía contra la amnistía elaborada por Plataforma Cívica por la Independencia Judicial en la se facilitan dos formularios para elevar cuestiones de inconstitucionalidad o prejudiciales al Tribunal Constitucional (TC) y al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), lo que obligaría a paralizar la aplicación de la ley. El mensaje fue enviado a través del correo corporativo del CGPJ. 

Está por ver, sin embargo, si los jueces harán caso a esta guía. En última instancia, los magistrados deberán aplicar la ley, pero las consultas al TC y al TJUE podrían alargar el proceso. 

El proceso 

Hace dos semanas la amnistía fue vetada por el Senado y para poder levantar ese veto y aprobar definitivamente la norma, el PSOE, Sumar y sus socios parlamentarios tienen que reunir este jueves un mínimo de 176 votos.

La proposición de ley fue registrada en solitario por el Grupo Socialista el 13 de noviembre del año pasado y, aunque formalmente se ha tramitado por el procedimiento de urgencia, no verá la luz hasta más de seis meses después.