Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo

Pedro Sánchez se desmarca públicamente del escándalo Ábalos

El presidente le resta importancia a los reproches públicos del PP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reprobó cualquier tipo de enriquecimiento personal o cobro de comisiones relacionadas con el llamado caso Ábalos.

Lo hizo tras conocerse la detención de Koldo García, persona de confianza del exministro José Luis Ábalos, por obtener presuntamente beneficios económicos en la adjudicación de contratos durante la pandemia.

Sánchez no defiende a su ex Ministro

El Presidente Pedro Sánchez esquivó pronunciarse sobre Ábalos y afirmó: 'cualquier intento de enriquecimiento a través del cobro de comisiones en una tragedia como fue la pandemia cuenta con mi reprobación y reproche'.

Aunque puntualizó que la salida de Ábalos del Gobierno no está vinculada con este escándalo. "Por supuesto que no", respondió a los periodistas, después de repreguntarle exactamente por esto.

El jefe del Ejecutivo hizo estas declaraciones en una comparecencia en la capital marroquí y señaló a la oposición como responsable de las acusaciones que vinculan a Ábalos con las presuntas comisiones en el cobro de comisiones.

De hecho afirmó 'si yo sabía, o dejaba de saber, no dejan de ser maledicencias por parte de la oposición".

El caso del hermano de la presidenta Ayuso absuelto en sede judicial da alas al PP

Pedro Sánchez recordó que Alberto Núñez Feijóo "se aupó" a la presidencia del partido tras la denuncia de Pablo Casado por las comisiones del hermano de Isabel Díaz Ayuso.

Cabe recordar que posteriormente los tribunales desestimaron cualquier tipo de irregularidad en esta compra de material médico para la Comunidad de Madrid.