Fotomontaje de Salvador Illa con el logo de Convergencia

El PSC abre su abanico de pactos y empieza a hablar de 'sociovergencia'

La pausa en las negociaciones del tripartito obliga a abrir vías de negociación

Salvador Illa está abriendo vías para poder ser investido president de la Generalitat tras el parón en las negociaciones para un tripartito de izquierdas, a la espera del pronunciamiento de la militancia de ERC.  El líder del PSC ha asegurado que priorizará pactos progresistas para lograr los apoyos necesarios para ser investido presidente de la Generalitat, pero por primera vez ha abierto la puerta a un gran pacto entre socialistas y convergentes: "No es imposible, pero no sé si es el mejor momento".

Para que este escenario fuese posible, Illa necesitaría que Puigdemont renunciara definitivamente a sus aspiraciones de ser president y permitiera una renovación de liderazgos en Junts. Para ello, las voces más moderadas del partido deberían dar un paso adelante - son muchos los que internamente admiten los beneficios de volver a ser un partido con responsabilidades de Govern-. Sin embargo, este movimiento podría ser fuertemente castigado por el electorado independentista que aún confía en Junts, por lo que, como dice Illa, podría no ser "el mejor momento". 

"Veo también posicionamientos por parte de la 'vergencia' que lo excluyen", ha añadido el líder del PSC en una entrevista en Rac1, pese a reclamar la necesidad de lograr acuerdos amplios en el Parlament en cuestiones como la educación, sanidad, lengua e infraestructuras, también con el PP.

Tras reiterar que se presentará a la investidura y que cree que puede conseguir los apoyos necesarios, ha concretado que quiere hablar "con todo el mundo, salvo con los que hacen discursos de odio" y que ya ha empezado a abrir negociaciones, que no ha querido concretar.

Al preguntársele si descarta pedir el apoyo del PP, cree que "no es lo más adecuado" y ha añadido que se siente más cómodo con las formaciones que comparten valores progresistas, en sus palabras.

"Pero ya veremos, tenemos que reunirnos con todo el mundo y ser discretos con esto", ha precisado Illa, que ha llamado a actuar con coherencia.

Illa descarta abstenerse para investir a Puigdemont

Tampoco contempla abstenerse para facilitar la investidura del candidato de Junts+, Carles Puigdemont, como éste reclama: "No lo haré. Yo daré un paso al frente como me comprometí a hacer. No hay precedentes de que quién ha ganado las elecciones apoye a quien ha quedado segundo en las elecciones".

"Otra cosa es que Puigdemont, por el que tengo respeto personal y político desde la discrepancia, tenga la capacidad de lograr una mayoría alternativa. Pero parece que no le salen los números", ha sostenido Illa, tras incidir en que aún no ha hablado con el candidato de Junts+.

Tras desear que la Ley de Amnistía se apruebe lo antes posible, ha manifestado que no le generaría "ningún problema" que Puigdemont esté presente en el pleno de investidura.

También ha rechazado una repetición electoral, y ha evitado pronunciarse sobre si contempla dar a ERC la presidencia de la Mesa del Parlament y si el PP debe tener representación en ella: "No debe ser instrumentalizada y debe ser representativa de los diferentes pesos que tiene cada grupo"

En caso de ser presidente, ha explicado que elaborará un Govern que estará "por encima de partidos", por lo que quiere que sea transversal y compuesto por personas excelentes en su ámbito profesional, y no ha descartado crear alguna conselleria nueva.