Pere Aragonès y Juan Espadas

El PSOE, ''decepcionado'' por las palabras de Aragonès en el Senado

Juan Espadas ha asegurado que Aragonès "conoce perfectamente" la opinión del PSOE en estos asuntos

El portavoz del PSOE en el Senado, Juan Espadas, se ha mostrado "decepcionado" con la intervención del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante la comisión General de Comunidades Autónomas en el Senado, a la vez que le ha replicado que su formación "no aceptará" ni el referéndum ni la recaudación del cien por cien de los impuestos.

"La verdad que me decepciona la intervención del señor Aragonès", ha señalado Espadas al ser preguntado por intervención del presidente catalán en la Comisión de Comunidades Autónomas de este lunes. A su juicio, la intervención de Aragonès está marcada por una clave de campaña electoral "muy específica".

Aunque considera "legítimo" que el dirigente independentista utilice su intervención para insistir en el referéndum para Catalunya o el modelo de financiación singular para su comunidad, ha asegurado que Aragonès "conoce perfectamente" la opinión del PSOE en estos asuntos.

"Ni vamos a aceptar un referéndum, ni estamos dispuestos a un planteamiento como el que hace de financiación singular", ha advertido al tiempo que le ha recordado al dirigente de ERC que Catalunya es una comunidad autónoma de régimen común, y por lo tanto, desde el PSOE, cuando se hable de financiación autonómica, lo harán para "todas las comunidades".

En concreto, el presidente Aragonès se ha mostrado este mismo lunes convencido de que el referéndum dejará de ser inconstitucional para el Gobierno de Pedro Sánchez al igual que pasó con la amnistía, según ha dicho.

"La amnistía, de la noche a la mañana, dejó de ser inconstitucional, dejó de ser imposible, como sucederá con el referéndum", manifestaba en la Cámara Alta, para añadir que "más tarde o más pronto, será aceptada como la vía para resolver el conflicto de soberanía entre Catalunya y el Estado".

"No hay ni habrá referéndum"

La portavoz del PSOE, Esther Peña, ha respondido este lunes al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, sobre la celebración de un referéndum de independencia en Catalunya al señalar que "ni hay ni habrá" una consulta de este tipo porque se trata de una fórmula "divisiva" que forma parte del pasado.

Además ha reprochado al PP que haya convocado la Comisión General de las Comunidades Autónomas en el Senado porque a su juicio solo ha servido para ofrecer una plataforma electoral a ERC.

De este modo ha replicado a Aragonés, que este mismo lunes se ha mostrado convencido de que el referéndum dejará de ser inconstitucional para el Gobierno de Pedro Sánchez al igual que pasó con la amnistía, según se ha jactado.

"La amnistía, de la noche a la mañana, dejó de ser inconstitucional, dejó de ser imposible, como sucederá con el referéndum", manifestó en la Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado convocada por el PP para hablar sobre la proposición de ley de amnistía. Añadió además que "más tarde o más pronto, será aceptada como la vía para resolver el conflicto de soberanía entre Catalunya y el Estado".

Peña ha respondido que los socialistas son "tajantes" al respecto y ha vuelto a negar que vayan a aceptarlo pues, según ha indicado, están trabajando con su líder en Catalunya, Salvador Illa, para construir un futuro "sin fracturas y para todos". Así, lo ha señalado en la rueda de prensa que se ha celebrado este lunes en la sede nacional del partido en la calle Ferraz.

El PSOE ha calificado como "circo" la comisión convocada por el PP y cree que les ha quedado "deslucido" ante las numerosas ausencias de líderes autonómicos y creen que solo ha servido como "plataforma electoral" para Aragonès ante los comicios autonómicos en Catalunya del 12 de mayo y no para dilucidar nada relativo a la política territorial.

En este sentido ha acusado a los de Alberto Núñez Feijóo de "aprovecharse" de esta institución y señala que "no debería ser" una Cámara al servicio del Partido Popular que ha decidido "virlar" una institución . Por tanto les ha pedido "más decoro" y más respeto a los españoles a las Cámaras y los presidentes autonómicos que "se enteran por la prensa" de la convocatoria de esta comisión, según ha reprochado.