Puigdemont, en una intervención pública

Puigdemont critica a quienes tildan de ilegítima su voluntad de ir a la investidura

El líder de Junts+ se ha pronunciado sobre el tema en su perfil de X

El expresidente de la Generalitat y candidato de Junts+, Carles Puigdemont, ha reprochado este martes 14 de mayo que se descalifique "de entrada" su posible investidura y se discuta la legitimidad, tras quedar como segunda fuerza por detrás de los socialistas en los comicios de este domingo.

"Descalificarlo de entrada, sobre todo por parte de quienes se han beneficiado siempre de este juego y consideran que criticarlo es no reconocer la legitimidad del gobierno resultante, es un error", ha escrito en una publicación en su cuenta de la red social X

[tweet]1790292375715127506[/tweet].

Puigdemont ha recordado que el expresidente de la Generalitat Artur Mas ganó las elecciones con 6 diputados más de los que tiene ahora el PSC, pero no gobernó, así como también ha aludido a la investidura del alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, que perdió las elecciones pero formó gobierno gracias a un pacto con el PP.

Asimismo, ha defendido que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, perdió las elecciones generales, tras presidir el Ejecutivo cuatro años, y ahora sigue en el cargo gobernando en minoría.

"Discutir la legitimidad de que ahora en Cataluña se pueda hacer lo mismo me parece muy incoherente y extraño, puestos a dar calificativos", ha añadido, a la vez que ha asegurado que todo el mundo tiene derecho a intentar formar gobierno, si cree que puede reunir un apoyo parlamentario que se lo permita.

24 horas de su anuncio

Esta reacción a las críticas llega prácticamente 24 horas del anuncio que hizo sobre su intención de presentarse a la investidura".

"Si hiciéramos un gobierno de coherencia soberanista, obtendríamos entre 55 y 59 potenciales diputados", argumentaba el pasado lunes 13. 

"Hay más fortaleza parlamentaria con nuestra candidatura, ya que si tirara adelante el gobierno de Illa, quedaría en una situación similar a la del Ayuntamiento de Barcelona", añadió desde Argelès-sur-Mer (Francia), que ha sido prácticamente el epicentro de la campaña electoral de Junts+ de cara al 12M.

"Queremos hacer una propuesta catalana con los partidos con quien hemos compartido gobierno y con quien aún tenemos cosas para compartir. Nos toca reconstruir puentes, en la medida que sea posible", remarcó.