El presidente del CGPJ, Vicente Guilarte

La reacción del presidente del CGPJ a la propuesta de Podemos sobre los vocales

Vicente Guilarte ha participado en un acto este jueves 16 de mayo

El presidente interino del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Vicente Guilarte, ha vuelto a cargar contra la iniciativa de Podemos para reformar el sistema de elección del CGPJ para que la mayoría absoluta del Congreso nombre a 16 vocales del órgano y ha asegurado que "el PSOE no puede ni tan siquiera tomarla en serio" porque sería "destrozar la separación de poderes".

"No se puede ni plantear, no puede ni tramitarse, no quiero ni pensar que eso llegue a aprobarse. El PSOE no puede ni tan siquiera tomarla en serio, es destrozar la separación de poderes. Somos un Estado democrático y no lo podemos permitir", ha sostenido este jueves en un desayuno jurídico organizado por el Colegio de la Abogacía de Madrid.

Guilarte ha calificado nuevamente de "aterradora" esa propuesta y ha aplaudido que "el PSOE no ha participado de esta idea". "Y confiemos en que sea así, porque supondría el fin de nuestra arquitectura institucional, una amenaza", ha indicado.

Dicho esto, ha comparado la iniciativa de Podemos con "las leyes de la dictadura", porque supondría "unificar en un único poder todos los poderes del Estado".

Fue el pasado 30 de abril cuando Podemos registró una iniciativa para reformar el modo de elección del CGPJ y habilitar la opción de elegir a los vocales por mayoría absoluta en las Cortes Generales en caso de no lograrse el consenso de las tres quintas partes del arco parlamentario en primera vuelta, lo que rebajaría el peso del Senado --ahora con mayoría del PP-- en la designación del Consejo.

Críticas al comportamiento de PP y PSOE

En todo caso, Guilarte ha indicado que tiene buena relación con los negociadores de PSOE y PP y que espera que el ministro de Justicia, Félix Bolaños, pilote la negociación y se arregle el problema.

Pero ha criticado las formas con las que ambos partidos están negociando. "Tengo la terrible sensación de que se juntan, se vuelven a contar cada uno lo suyo y no pasa nada, a día de hoy no conocemos si han avanzado", ha apuntado.

Según Guilarte, los dos partidos "parecen estar un poco más en mantener su discurso y venderlo, en culpabilizar al otro de la falta de renovación, que en una aproximación real a un espacio de entendimiento que no se intuye".

Sobre cuándo podría dejar el cargo, Guilarte ha reiterado que quiere irse "en agosto y tranquilo". "Hay que dejar pasos a otras personas, a ver si lo consiguen. Las hay, sin duda", ha zanjado.