La vicepresidenta segunda del Gobierno y coordinadora general de Sumar, Yolanda Díaz

Sumar pide al Gobierno destinar más fondos para ayudar a refugiados saharauis

Quieren hacer frente a la emergencia alimentaria a la que se enfrentan en los campos de Tinduf (Argelia)

Sumar quiere que el Gobierno destine más fondos para ayudar a los refugiados saharauis en los campos de Tinduf (Argelia) a hacer frente a la emergencia alimentaria a la que se enfrentan ante el continuado deterioro de la situación humanitaria.

Para ello, los de Yolanda Díaz han presentado una proposición no de ley para su debate en la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo, en cuya exposición de motivos no se hace en ningún momento mención al cambio de postura del Gobierno respecto al Sáhara, pese a que el partido ha dejado claro su rechazo al apoyo al plan de autonomía marroquí para la antigua colonia española.

En el texto, al que ha tenido acceso Europa Press, se incide en que las ONG que apoyan a los refugiados saharauis vienen "alertando sobre el continuo deterioro de la situación humanitaria, que afecta directamente a más de 173.600 personas".

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) redujo desde noviembre de 2023 casi un 30% sus raciones alimentarias y hay incertidumbre sobre qué ocurrirá a partir de junio, señala Sumar, que incide en que el aumento de las crisis en el mundo está afectando a la financiación de las agencias humanitarias.

Por ello, desde el partido de Díaz quieren que el Congreso inste al Gobierno en primer lugar a "aumentar las partidas presupuestarias dedicadas a la ayuda humanitaria al pueblo saharaui" así como "la contribución multilateral a los organismos" que les prestan asistencia.

Igualmente, reclaman que se aumente "el presupuesto de ayuda directa a las organizaciones humanitarias saharauis que asisten a la población refugiada" y se refuercen "las líneas de financiación de las ONG españolas que trabajan en los campamentos de refugiados de Tinduf".

Sumar plantea también que desde el Congreso se pida al Gobierno que defienda "en las instituciones europeas y de los organismos multilaterales que se respeten los compromisos adquiridos por la Oficina de Acción Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO) sobre la población saharaui, y la mejora de la coordinación de los actores implicados para responder decididamente a la emergencia alimentaria".

Por último, pide que se establezcan "mecanismos para el fortalecimiento del movimiento de solidaridad con el Sáhara y generar espacios de diálogo con la sociedad civil para la definición de una política de cooperación y de ayuda humanitaria con el pueblo saharaui que recoja la solidaridad y el compromiso de la sociedad española".