Sede electoral de la UB en la plaza Universidad de Barcelona

Todas las claves de este 12M

Un total de 5.754.840 personas están llamadas a votar

Un total de 5.754.840 personas están llamadas a votar en las elecciones al Parlament de Catalunya del domingo, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). De ellos, 5.460.332 residen en Cataluña: 4.051.040 en Barcelona, 528.077 en Girona, 300.148 en Lleida y 581.067 en Tarragona.

También podrán participar 294.508 electores residentes en el extranjero e inscritos en el Censo Electoral de los Residentes Ausentes (CERA). Este domingo están convocados por primera vez a unas elecciones en el Parlament 243.003 nuevos votantes, después de haber cumplido la mayoría de edad desde la última cita electoral.

Se podrá seguir en tiempo real los datos de las elecciones a través de la aplicación 'Eleccions Catalunya 2024', que ofrecerá datos de participación y los resultados de las candidaturas con la posibilidad de compararlos con la convocatoria del 2021.

Por primera vez en unas elecciones en España, se dará la información en directo por cada colegio electoral, además de los datos generales de Catalunya, por circunscripciones, vegueries, comarcas y municipios que se facilitan habitualmente.

Un total de 64 candidaturas concurren a los comicios, según publicó el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC). En concreto, las juntas electorales provinciales han proclamado 16 candidaturas en Barcelona, 15 en Girona y también 15 en Lleida, mientras que en Tarragona concurrirán 18.

Los candidatos

Con un abanico de partidos que reflejan la diversidad de pensamientos y aspiraciones de la región, el escenario electoral es complejo y crucial para el futuro de esta comunidad autónoma dentro de España. Entre los principales candidatos destacan ERC, Junts+, PSC, Vox, Comuns Sumar, PP y CUP, cada uno con sus propuestas, estrategias y desafíos particulares.

La Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) de Pere Aragonès se posiciona como uno de los principales actores de estas elecciones, manteniendo su línea independentista pero con un enfoque más pragmático y dialogante. Su líder, XXXX, ha buscado una vía de entendimiento con el gobierno central, apostando por un referéndum pactado como vía para resolver la cuestión nacional catalana. ERC busca consolidar su posición como fuerza de gobierno y continuar impulsando sus políticas progresistas en ámbitos como la educación y la sanidad.

Junts+ (anteriormente Junts per Catalunya) representa la línea más firme en la defensa del proceso independentista. Con Carles Puigdemont al frente, el partido busca mantener la movilización de su base electoral y defender la vía unilateral hacia la independencia. Su reto principal radica en equilibrar la demanda de soberanía con la gestión efectiva de los asuntos cotidianos que afectan a la ciudadanía catalana.

El Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC), liderado por Salvador Illa, se presenta como una opción que aboga por el diálogo, la reconciliación y la estabilidad institucional. Con una postura federalista dentro del marco constitucional español, el PSC busca atraer tanto a votantes independentistas moderados como a aquellos que defienden una mayor integración en España. Su objetivo es liderar un gobierno que promueva el bienestar social y la cohesión territorial.

Vox se presenta como la opción más conservadora y nacionalista española en Cataluña. Con un discurso firme en la defensa de la unidad de España, la seguridad y el control de la inmigración, el partido liderado por Ignacio Garriga busca consolidar su presencia en la región y ser una fuerza determinante en el panorama político catalán.

Los Comuns Sumar, liderados por Jéssica Albiach, representan el espacio de la izquierda plural y progresista en Cataluña. Con un enfoque en la defensa de los derechos sociales, la lucha contra la desigualdad y la sostenibilidad ambiental, este partido busca conciliar posturas diversas dentro de una coalición que abarca desde el ecologismo hasta el feminismo.

El Partido Popular (PP), bajo el liderazgo de Alejandro Fernández, busca recuperar terreno en Cataluña como voz de la derecha conservadora y constitucionalista. Con un discurso centrado en la economía, la seguridad y la defensa de la unidad de España, el PP aspira a ser una alternativa sólida frente a las fuerzas independentistas y de izquierda en la región.

La Candidatura de Unidad Popular (CUP), con Laia Estrada como líder, representa el activismo desde la izquierda anticapitalista en Cataluña. Con un discurso radical en la defensa de la autodeterminación, la justicia social y la lucha contra el sistema capitalista, la CUP busca mantener su posición como fuerza disruptiva y movilizadora en el panorama político catalán.

En este 12M, los catalanes tienen la oportunidad de decidir el rumbo político de su comunidad autónoma en un contexto de retos y oportunidades. La participación ciudadana y el resultado de estas elecciones marcarán el devenir político y social de Cataluña en los próximos años, tanto a nivel autonómico como en el contexto nacional e internacional.