Pere Aragonès con una imagen de jurista

La trayectoria laboral de Pere Aragonès: de jurista a presidente de la Generalitat

Antes de entrar en el ámbito político, trabajó como becario en un despacho de abogados

El anuncio de Pere Aragonès de retirarse de la primera línea política tras los recientes resultados electorales en Cataluña marca el fin de una etapa significativa en la política regional.

Este político y jurista catalán ha sido una figura importante en el panorama político catalán en los últimos años, especialmente desde su investidura como presidente de la Generalitat en mayo de 2021.

Nacido en Pineda de Mar en 1982, Pere Aragonès se formó como jurista, obteniendo su licenciatura en Derecho de la Universidad Abierta de Cataluña y un máster en Historia Económica de la Universidad de Barcelona.

Antes de entrar en el ámbito político, trabajó como becario en un despacho de abogados, brindando asesoramiento jurídico a personas, empresas y administraciones públicas.

Su carrera política comenzó en 1998 como militante de las Juventudes de Esquerra Republicana de Cataluña (JERC), donde eventualmente ocupó el cargo de portavoz nacional entre 2003 y 2007.

Durante este tiempo, lideró campañas notables como "Espanya ens roba" (España nos roba), denunciando el presunto expolio fiscal del Estado sobre Cataluña. En paralelo, desempeñó roles en la ejecutiva nacional de ERC.

A los 24 años, en 2006, fue elegido diputado en el Parlament de Cataluña, iniciando así una carrera legislativa que se prolongó durante varios mandatos. También incursionó en la política municipal, liderando listas en su localidad natal y consolidando la presencia de ERC en el ámbito local.

Sin embargo, el punto culminante de su carrera llegó en 2021, cuando anunció su candidatura como cabeza de lista de ERC a las elecciones al Parlament.

A pesar de no obtener la mayoría absoluta, logró formar gobierno mediante pactos con otros partidos, convirtiéndose en el presidente de la Generalitat de Cataluña.

Durante su mandato, Aragonès se ha enfrentado a desafíos políticos significativos, incluida la gestión de la pandemia de COVID-19 y las tensiones políticas con el gobierno de España.

Aunque su coalición de gobierno con Junts per Catalunya fue histórica, los resultados electorales recientes marcaron un revés para ERC, lo que llevó a Aragonès a tomar la decisión de retirarse de la primera línea política.

El legado de Pere Aragonès en la política catalana es innegable. Desde sus humildes comienzos como activista juvenil hasta convertirse en presidente de la Generalitat, ha dejado una huella indeleble en la historia política de Cataluña.