Fotomontaje de Carles Puigdemont con un símbolo de salida

¿El último acto de Puigdemont? Sánchez muestra la salida al líder de Junts

Pedro Sánchez pide a Puigdemont que "asuma la realidad"

El futuro político de Carles Puigdemont pende de un hilo. El líder de Junts, que prometió que abandonaría la formación si no era elegido president de la Generalitat, podría estar viviendo sus últimos días en política al verse completamente acorralado. El político fugado intentó sacar pecho por los resultados del domingo, agarrándose a que había ganado escaños, y dejando a entrever que podría ser presidenciable secuestrando los votos de los socialistas. 

Pero este viernes el sueño húmedo de Puigdemont - conseguir la abstención del PSC- se ha ido al traste para siempre. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha rechazado "completamente" que los socialistas vayan a apoyar al candidato de Junts para que sea el nuevo presidente catalán. Además, señala que no tiene mayoría y por tanto considera que "todos los caminos conducen a (Salvador) Illa", el candidato del PSC.

Sánchez considera que Puigdemont tiene que "asumir la realidad" que indica que no existe una mayoría independentista en el Parlament de Catalunya, la primera vez que ocurre en democracia y por tanto tendrá que darse cuenta de que no tiene opciones y que el único candidato viable para presidir Catalunya es Illa.

"Le costará más o menos tiempo, pero al final la realidad es la realidad y es que no le dan los números para ser elegido presidente", ha señalado el jefe del Ejecutivo en una entrevista en La Sexta.  

El fin de la mayoría independentista

Así, señala que Puigdemont se encuentra en una situación muy parecida a la que vivió el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, tras las elecciones generales del 23 de julio, cuando no pudo gobernar porque no sumaba una mayoría parlamentaria suficiente.

En este sentido, dice que el líder de Junts quería ganar las elecciones, sumar mayoría parlamentaria independentista en el Parlament de Catalunya "y no ha logrado ni una cosa ni la otra", según ha remarcado.

"Por tanto, le costará más o menos tiempo, pero al final la realidad es la realidad y es que no le dan los números para ser elegido presidente", ha apuntado antes de señalar que "todos los caminos, al final, conducen al mismo protagonista, que es el ganador de las elecciones y que es Salvador Illa".

En la misma línea, ha subrayado que el resultado en Catalunya deja varias cosas claras, por primera vez en cuarenta años los partidos nacionalistas o independentistas no suman mayoría, la opción que ganó las elecciones "ha apostado claramente por el entendimiento" y además hay una opción "progresista" que "suma 68 escaños" en referencia a la suma de PSC, ERC y Comuns-Sumar.

Además señala que la derecha y la ultraderecha siguen siendo "minoritarios". Asimismo, cuestiona al PP y a su líder, Alberto Núñez Feijóo, si piensa apoyar una hipotética investidura de Illa. Sánchez ha puesto en cuestión la estrategia del PP de "copiar el discurso xenófobo de Vox", porque los de Santiago Abascal han mantenido el número de escaños que tenían.

Puigdemont cree que tiene opciones

El candidato de Junts+ a las elecciones al Parlament, Carles Puigdemont, ha insistido este jueves en que tiene "más opciones" de gobernar en un escenario de mayorías simples que el candidato del PSC, Salvador Illa.

"En un escenario de mayoría simple tenemos más opciones nosotros, más opciones de hacer un gobierno y una mayoría coherente. No haciendo inventos esperando a que PP o Vox se abstengan. Nuestro bloque suma bastantes diputados más que el bloque constitucionalista de progreso, básicamente PSC y Comuns", ha destacado en una intervención desde Perpignan (Francia).

Tras asegurar que ya ha empezado a hacer "gestiones" al respecto, ha asegurado que en campaña electoral ya avisó de que, ante la ausencia de mayorías absolutas claras o de un tripartito "muy justo", explorarían todas las opciones que tuvieran sobre la mesa.

"El escenario de las opciones de gobierno en minoría están y las lucharemos", ha recalcado Puigdemont, tras reivindicar la legitimidad que tienen para hacerlo frente a los que le critican.

En concreto, ha reprochado que los socialistas le critiquen cuando ellos, a su juicio, reivindican "la legitimidad, que la tienen, de sus gobiernos en minoría en parlamentos y ayuntamientos".

"Si el señor Salvador Illa hiciera un gobierno en minoría, sería tan legítimo como el nuestro. No le faltaría ni un ápice de legitimidad, pero al nuestro tampoco", ha sostenido Puigdemont, por lo que ha pedido agotar todas las opciones.