Un tren de Cercanías

Afectaciones en Rodalies por el robo de cable: R3, R4, R7 y R12, con problemas

El primer día en que el servicio se vio comprometido fue el pasado domingo 12 de mayo

La circulación de trenes en la R3, R4 Nord, R4 Sud, R7 y R12 de Rodalies sigue sufriendo afectaciones este viernes a raíz del robo de cobre producido el domingo.

Según informan Renfe y Adif en sendos comunicados, las líneas afectadas prestan servicio de la siguiente forma:

-R3: servicio entre Puigcerdà (Girona) y Montcada-Ripollet (Barcelona) y servicio por carretera hasta la estación barcelonesa de Fabra i Puig. Viajeros dirigidos al Metro.

-R4 Nord: servicio entre Manresa y L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) con 2 trenes por sentido y hora.

-R4 Sud: servicio entre Sant Vicenç de Calders i L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) con 4 trenes por sentido y hora. Viajeros dirigidos al Metro.

-R7: servicio hasta Cerdanyola del Vallès (Barcelona) con la R4 y servicio por carretera hasta la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

-R12: Servicio entre Lleida y Calaf (Lleida) y servicio por carretera entre Calaf y Manresa (Barcelona) hasta la R4.

Tras la incidencia, el pasado lunes 13 Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) anunció un refuerzo del servicio en las líneas Barcelona-Vallès y Llobregat-Anoia, y en la capital catalana se ha aumentado la frecuencia del metro, avanzando la hora punta a las 6 horas.

Inversión millonaria y estrategia para que no vuelva a ocurrir

Tras el primer robo, el pasado domingo 12, se puso en marcha una estrategia para reponer el material dañado y tratar que, en la medida de lo posible, no se vuelvan a dar episodios así.

El ministro de Transportes, Óscar Puente, explicó días atrás que será necesaria una inversión de 15 millones de euros para reponer todo lo dañado, y que el servicio de Rodalies tardará unos 2 meses en recuperar la normalidad.

Adif, el administrador de la infraestructura ferroviaria, ha iniciado el diseño de un plan anti-sabotajes para los trenes de Rodalies en Cataluña, siguiendo una orden directa del Ministerio.

Otras medidas que se implementarán incluyen la instalación de circuitos cerrados de televisión, detectores anti-intrusión y un aumento de las patrullas de seguridad propias. Además, se están diseñando actuaciones que actualmente se encuentran en fase de pruebas.

También se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de cambiar el cobre por aluminio; varios expertos en infraestructuras explican que el cable de cobre tiene, en comparación con el aluminio, mejor conductividad y puntos de conexión más seguros.