La situación de sequía sigue siendo grave

Agbar y Mossos activan un plan para evitar robos de cobre en plantas de tratamiento

Alertan de que la sustracción de material podría paralizar las depuradoras y agravar la situación de sequía

Agbar y los Mossos han puesto en marcha un plan de prevención de seguridad de las plantas de tratamiento de agua. Lo que quieren es evitar los robos de cobre, principalmente en las depuradoras, informa la compañía este lunes 12 de febrero en un comunicado.

Se trata de instalaciones críticas y el robo de este material podría suponer que la planta tenga que dejar de funcionar, apuntan. De hecho, ponen como ejemplo que la paralización de una depuradora como la del Baix Llobregat implicaría agravar la situación de sequía. Eso se debe a que afectaría a la producción de agua regenerada.

Actualmente, se impulsan 1.500 litros por segundo de agua regenerada desde la Estación Regeneradora de Agua (ERA) de la depuradora del Baix Llobregat. El caudal va arriba hasta Molins de Rei, para verterla en el río y captarla de nuevo 8 kilómetros abajo en la potabilizadora de Sant Joan Despí. Allí se tratar y distribuiye a cerca de 3 millones de personas.

Agbar explica que el 25% del agua que consume el área metropolitana de Barcelona procede del agua regenerada. Al mismo tiempo, recuerda que el Código Penal sanciona en con penas de 2 a 5 años de cárcel los robos. En estas sustracciones entran conducciones, cableado, equipos o componentes de infraestructuras destinadas a la prestación de servicios de interés general.

El despliegue del plan de seguridad implica aumentar la presencia de los agentes de los Mossos d'Esquadra de forma preventiva en todas las instalaciones. Si saltan las alarmas, Mossos recibirá un aviso de Agbar y "priorizará cualquier intervención para proteger estas infraestructuras clave y garantizar la continuidad del servicio".