Pantano de Siurana

El agua de los pantanos de las cuencas catalanas sube medio punto en tres días

Casi todos los embalses han aumentado su nivel de agua

El nivel de agua de las cuencas internas catalanas continua creciendo gracias a las lluvias, que no acaban de abandonar el territorio. Este viernes el nivel del agua en los pantanos catalanes estaba al 32,02%, y tres días después, este lunes, están al 32,46%, una subida de casi medio punto en muy poco tiempo. 

Según los datos de la Agencia Catalana del Agua (ACA), consultados por CatalunyaPress, este viernes los pantanos de las cuencas internas tenían 222,46 hectómetros cúbicos de agua, y este lunes ha llegado a los 225,42 hectómetros cúbicos. 

Este aumento del nivel del agua ha sido propiciado por las lluvias del último mes y medio. De hecho, este viernes publicamos que los embalses de las cuencas internas han duplicado su nivel de agua en los últimos tres meses. El año pasado, por estas fechas, se encontraban al 26,67%, por lo que el nivel actual es un muy buen dato que aleja a Cataluña de la grave emergencia por sequía. 

Casi todos los embalses han aumentado su nivel de agua: el Darnius Boadella está al 22,65%; Susqueda al 32,75%; La Baells está al 47,44%; La Llosa del Cavall, al 26,96%; Sant Ponç, al 34,41%.

Sau, Foix, Siurana han reducido un poco su volumen (con el 30,53%, 68,04% y 2,24%, respectivamente); y Riudecanyes ha caído tres centésimas, quedándose en el 2,45%.

También crece el nivel de agua en los embalses del Ter-Llobregat

Respecto a los embalses del Ter-Llobregat, que abastecen a las áreas metropolitanas de Barcelona y Girona, siguen creciendo y están al 34,09%, creciendo 4 décimas, y acumulado 208,63 hectómetros cúbicos de agua

Estos embalses también han crecido desde hace un año, cuando se encontraban al 26,91% de su capacidad y tenían 164,70 hectómetros cúbicos. 

El bajo nivel de los embalses y la escasez de lluvias llevó al Govern el 1 de febrero de 2024 a declarar la emergencia por sequía en los 202 municipios del sistema Ter-Llobregat, con una dotación de agua de 200 litros por persona y día.