El aumento de la pobreza es un problema

El CES cree que el aumento del riesgo de pobreza en España es ''un problema moral''

La entidad ha presentado su Memoria Socioeconómica y Laboral de 2023

Que más del 25% de españoles esté en situación de riesgo de pobreza o exclusión social es "un problema moral, casi de decencia". Así define la situación económica del estado el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Antón Costas, que el pasado jueves 30 de mayo fue el encargado de presentar la Memoria Socioeconómica y Laboral de 2023 de este organismo.

"No puedo entender cómo una sociedad decente acepta esto", quiso subrayar Costas, añadiendo que "esta pobreza tiene capacidad para afectar a la eficiencia económica del país".

España tiene uno de los mayores índices de pobreza infantil, tanto en la UE como en la OCDE, y para Costas "si no cambiamos esto, tenemos un peligroso estrangulador de la trayectoria de modernización económica y laboral del país".

Problemas de vivienda

Por otro lado, el documento de CES también incide en otra de las grandes problemáticas de nuestros días: la vivienda. Para Costas, los problemas de vivienda amenazan "con estrangular el buen comportamiento económico" en el país.

"No resolveremos el problema hasta aumentar el 'stock' de vivienda social y asequible", apuntó, a la vez que ha señalado que todavía es "pronto" para valorar los efectos de la Ley de Vivienda.

Trabajo a tiempo parcial

El informe también pone sobre la mesa el aumento de trabajadores con contratos a tiempo parcial. Costas quiso valorar positivamente los datos de empleo, pero señaló también que recurrentemente los fijos discontinuos muestran una tendencia estable con sus "lógicas" variaciones puntuales, y crecen los indefinidos ordinarios a tiempo completo o parcial.

En esta línea, quiso destacar que el año pasado los saldos de crecimiento del empleo asalariado indefinido y de descenso del temporal en el sector privado no fueron tan acusados como en 2022, ya que el punto de partida era más bajo en los indefinidos y lo contrario en los temporales.

De igual manera, ha enfatizado que la nacionalidad extranjera aportó el 49% del saldo positivo de la ocupación, y la doble nacionalidad, un 16%. Así, supuso un 5% del total del empleo, lo que expresa la vocación de permanencia e integración de buena parte de los flujos migratorios de los últimos decenios.

En relación al incremento nominal de los salarios pactados, el incremento del 3,67% en 2023 evitó una pérdida significativa de poder adquisitivo como las que se produjeron en 2021 y 2022, e incluso permitió una "ligera ganancia".