Tractorada protestando junto a un cartel de Stop

Finaliza la protesta de agricultores en la frontera entre Cataluña y Francia

A la protesta iniciada este lunes se sumaron unos 200 agricultores y ganaderos catalanes

Los agricultores convocados por Plataforma Pagesa han empezado a retirar los cortes este martes pasadas las 9 horas, en los que han pasado la noche tras haberlos iniciado el lunes y que están previstos que reabran en sus totalidad a las 10, pasadas 24 horas.

Según han informado fuentes del Servei Català de Trànsit (SCT) a Europa Press, la circulación en la N-230 en Bossòst ha sido restablecida, mientras que continúan los cortes de La Seu d'Urgell (Lleida), Puigcerdà, el Coll d'Ares y La Jonquera (Girona).

A las puertas de las elecciones europeas, que se celebran este domingo 9 de junio, los manifestantes reclaman a las autoridades comunitarias y nacionales más exigencias a las importaciones, dar prioridad a los productos locales y bajar los impuestos vinculados al consumo energético de sus actividades.

A la protesta iniciada este lunes se sumaron unos 200 agricultores y ganaderos catalanes. Durante la tarde, los agricultores celebraron una asamblea --en la que se ha decidido crear el Gremi de la Pagesia catalana-- y permitieron el paso de vehículos que estaban atrapados en el corte durante cinco minutos.

El portavoz de Revolta Pagesa, Adrià Ubach, explicó en declaraciones a los medios que durante todo el día han permitido el paso de vehículos de emergencias, de personas que deban recibir tratamientos médicos y de "estudiantes que tengan pruebas de selectividad" en la Seu d'Urgell (Lleida).

Exigencias de los agricultores

Las entidades convocantes acordaron exigir:

  • Cláusulas espejo para los productos que ingresan a Europa, asegurando que cumplan con los mismos estándares que los productos locales.
  • Preferencia por productos locales, estableciendo leyes que favorezcan su consumo.
  • Eliminación de impuestos a la energía utilizada por los productores agrarios, equiparándolos con otros sectores que ya disfrutan de este beneficio.

Los agricultores protestan por la grave crisis que afecta al sector y por las políticas agrarias impuestas por la Unión Europea, el Gobierno y las Comunidades Autónomas. La movilización busca atraer la atención sobre la situación crítica del sector y presionar para obtener soluciones concretas que mejoren sus condiciones de trabajo y de mercado.

Este movimiento refleja la desesperación y la determinación de los agricultores por ser escuchados y lograr cambios significativos antes de las elecciones europeas, un momento crucial para influir en las políticas futuras.